Según el MinInterior, la garantía para la tarea de los defensores de DDHH es el fin del conflicto

“El Estado rechaza categóricamente cualquier estigmatización y amenaza que se pretenda hacer sobre la tarea de defensa de derechos humanos que ustedes cumplen”. Juan Fernando Cristo

Foto: El Palpitar
Foto: El Palpitar

Sincelejo fue la sede del décimo acto de reconocimiento público a los Defensores y Defensoras de Derechos Humanos para reivindicar y garantizar el ejercicio de sus labores en esta región; allí, el ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, resaltó la labor de los defensores de los Derechos Humanos, al tiempo que recalcó que para ellos la mejor garantía es el fin del conflicto.

“La mejor garantía para la tarea de los defensores de derechos humanos es la terminación del conflicto. Cuando en este país logremos avanzar en los derechos de las minorías étnicas, religiosas, sexuales, etcétera, hablaremos de terminar la guerra en este país”, enfatizó el Ministro

Cristo recordó avances en la defensa de derechos civiles como la ley de reparación a víctimas y restitución de tierras y, además. pidió a las organizaciones defensoras apoyar a construir la Colombia del posconflicto. 

“La firma del acuerdo en La Habana es un punto de partida. Una vez firmado tenemos que comenzar en los territorios y ustedes juegan un papel fundamental para construir la paz. Aquí en los territorios es donde debemos garantizar el ejercicio efectivo de los derechos humanos y una sociedad más respetuosa”, indicó.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario