La ONU le pidió a las Farc respetar los derechos de afrocolombianos e indígenas

La ONU reiteró la necesidad de integrar a esta comunidades en la mesa de diálogos de La Habana.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

La petición nació directamente desde la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, quien sugirió a la guerrilla de las Farc que asuma su deber de respetar las ideas diferentes y los derechos colectivos de los pueblos indígenas y afrocolombianos.

“Hemos observado en diferentes regiones del país que durante este año, cuando hay interacción entre los miembros de las Farc y algunos líderes, lideresas, indígenas, campesinos y afrocolombianos, se ha presentado estigmatización”, afirmó Todd Howland, representante del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Según la información, “actualmente, en algunos lugares del país, las acciones de las Farc están generando tensiones con las poblaciones indígenas, afrocolombianas y campesinas”.

La oficina de la ONU también destacó que existe la necesidad de que “las instituciones del Estado y la sociedad reflexionen sobre cómo deberán ser sus actuaciones en un contexto de construcción de paz diferente a la actual situación de conflicto armado”.

Asimismo, subrayaron que las Farc deben reconocer que no todos sus integrantes “están listos para integrarse a un mundo en el cual hay que respetar las opiniones diferentes y losderechos humanos” y en el que deben cambiarse los métodos de guerra por estrategias de paz.

La ONU también reiteró su recomendación tanto al Gobierno colombiano como a las Farc, de invitar a las negociaciones de paz que llevan a cabo en Cuba desde hace más de dos años y medio a los pueblos indígenas y a los afrocolombianos.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario