Restricción de parrillero, una pugna entre la estigmatización y la seguridad

Una de las razones de más peso que tuvieron las autoridades locales para defender la medida, fue la reducción de delitos asociados con la movilización de dos hombres en motocicletas.

moto_sin_parrillero
Foto: EL PALPITAR.

Polémica, ha sido el común denominador que ha suscitado la renovación y ahora derogatoria del decreto que prohibía la circulación de motociclistas con parrilleros hombres en la ciudad de Medellín. Las mismas cifras que usaron los defensores de la medida, fueron usadas para tumbar el decreto.

Desde el 22 de noviembre de 2012 las autoridades locales dieron inicio con la restricción de motocicletas con parrillero masculino, pero el pasado martes 28 de julio de 2015, el Tribunal Superior de Antioquia dio nulidad al decreto y falló a favor de la demanda que pedía que se anulara la medida.

Reducción de criminalidad Vs. Estigmatización de motociclistas

De acuerdo con las cifras entregadas por la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Alcadía de Medellín, los casos de delitos cometidos por parrilleros se presentaron con respecto a lapsos de tiempo iguales antes y durante la vigencia de la medida.

De julio de 2010 a noviembre de 2012, los homicidios de personas cometidos desde moticicletas por sus parrilleros representaron el 16% de los casos, mientras que durante la vigencia el total del consolidado arrojó que el 13% había sido el total de los asesinatos cometidos bajo esa modalidad.

Teniendo en cuenta esos mismos rangos de tiempo, el hurto de carros desde motocicletas con parrilleros representó un 24% frente a un 19% y el hurto de motocicletas por motociclistas pasajeros fue del 41% al 28%.

No obstante, ese sector de la sociedad que usa como medio de transporte diario las motos, se vio afectado por el imaginario que se creó en torno a dos hombres que viajaran juntos en ese vehículo. “Lo que nos dejó esta medida fue un estigma  muy tenaz, porque antes de la medida los ciudadanos veían moto con parrillero y lo tomaban como algo natural,  nunca veíamos al motociclista como un delincuente, ahora podés ir con tu hermana y notás que te cierran las ventanillas, se corren o se paniquean”, contó Rolando Plazas, líder del colectivo No más robo de motos.

Las paradojas de la norma

Pero el problema que presentó esta restricción no se queda solo en temas de seguridad y estigmatización de un sector de la población, otros dos factores entraron a jugar parte fundamental dentro de la coyuntura de este tema: finanzas y movilidad.

Sergio Ignacio Soto, director de Fenalco Antioquia, explicó que después de la entrada en vigencia de la prohibición, varios factores confluyeran para que la demanda de motocicletas en la ciudad aumentara y por ende, el el parque automotor creciera considerablemente.

Según las cifras divulgadas por Sergio Soto, desde el año de la restricción en 2012 se vendieron en Antioquia cerca de 90 mil motocicletas. 

En ese sentido y de acuerdo a las cifras entregadas por la Secretaría de Movilidad de Medellín, el Parque Automor de motocicletas en la ciudad de Medellín durante el año 2012 fue de 537.929, en 2013 de 588.258, en 2014 de 620.612 y al 30 de junio de 2015 de 629.845, es decir, un aumento de 91.916 motos.

En contraparte, el director de Fenalco sostuvo que también hubo afectaciones a la economía familiar en tanto las personas adquirieron deudas para comprar más motocicletas descuidando otras necesidades básicas del hogar para tener medios de transporte. 

Entretanto, el vicealcalde Gobernabilidad, Seguridad y Servicio a la Ciudadanía, Luis Fernando Suárez, señaló que: “Se estudian medidas alternas en conjunto con la Policía Nacional , la Secretaría de Seguridad,  la Fiscalía y la Secretaría de Movilidad y se anunciará el plan de contingencia para controlar criminalidad en Medellín y evitar que la caída de la medida sea aprovechada por los delincuentes”.

Luego de la notificación a la Alcaldía de Medellín del fallo, las autoridades locales tienen tres días hábiles para desmontar el acuerdo y que en la ciudad se vuelvan a ver motocicletas tripuladas por dos hombres.

 

 

Acerca de Krystell Rodríguez Castañeda

Deja un comentario