Presencia de guerrilleros en Bajo Atrato chocoano puso en alerta a las autoridades

La Defensoría del Pueblo alertó sobre un posible desplazamiento de indígenas; Secretaría de Gobierno manifestó que no hay riesgo para ellos.

Indígenas_Embera
Comunidades indígenas, mayores afectadas por la movilización delincuencial. Foto: CORTESÍA.

La presencia de presuntos guerrilleros del frente 57 de las Farc y los supuestos enfrentamientos de estos con otras bandas delincuenciales, generó temor entre la población civil y alertó a las autoridades de los municipios de Riosucio y Carmen del Darién, en Chocó.

La Defensoría, por una parte, advirtió al Gobierno sobre el posible desplazamiento de al menos seis comunidades indígenas que viven en zona rural de estos municipios, aledaños al río Truandó. 

Sin embargo, Bismark Calimeño Mena, secretario de Gobierno del Chocó, dio un parte de calma sobre lo que ocurre en la zona tras un Consejo de Seguridad realizado allí el pasado lunes. “Nosotros ya estuvimos en la zona con la brigada 17 y analizamos la situación. No hay desplazamiento ni en Riosucio ni en Carmen del Darién”, explicó.

Eso sí, reconoció que “ha habido movimiento de hombres armados al margen de la ley en la zona, pero no se han registrado enfrentamientos”. En cuanto a la seguridad de los indígenas, indicó que “no están en riesgo, pues las personas armadas que ingresaron les aclararon que iban de paso y que no habría ningún enfrentamiento ni retaliación contra la población civil”.

Sin embargo, según el Sistema de Alertas Tempranas del ministerio de la Defensa, la comunidad indígena Emberá-Wounáan, residente en zonas cercanas a la frontera colombo-panameña, sí se encuentra en una zona de alto riesgo.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario