“Hay que respetar el dolor de las personas, pero no hay nada más importante que la paz”: ‘Pepe’ Mujica

Pepe Mujica, un hombre que fue capaz de vender 30 mil libros en Turquía y agolpar miles de jóvenes para su ponencia en Conferencia Clacso, en Medellín.

Mujica_Clacso1

Más que un político. José ‘Pepe’ Mujica, expresidente de Uruguay, visitó Medellín para presentar un libro que habla de su vida y recorrido en el Estado y para exponer en la VII Coferencia Latinoamericana y Caribeña de Ciencias Sociales su perspectiva acerca de las dinámicas y coyunturas sociales a las que se enfrenta el continente.

Aquí rescatamos lo más destacado de su atención a medios, especialmente, en temas afines al proceso de paz en Colombia, los comicios electorales del 6 de diciembre en Venezuela y su perspectiva sobre el futuro de la ciudad de Medellín.

Proceso de paz: un mal necesario

Cabe recordar que en la década de los 60’s, Mujica integró el Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros, una guerrilla de izquierda que se enfrentó reciamente contra la dictadura en Uruguay; en total, ‘Pepe’ pasó 15 años de su vida tras las rejas por delitos políticos.

Por tal motivo, sabe de primera lo cruda y cruel que es la guerra y no dudó en afirmar que, cuando conoció la geografía colombiana, llegó a la conclusión que “el conflicto no tenía fin“.

“Las guerras se terminan de dos maneras: alguno de los contendores se retira o hay una negociación. Me imagino la cantidad de vidas, dolor y reclamos, y la contradicción que hay entre verdad y justicia”, indicó Mujica.

Por lo tanto, expresó su respaldo a los diálogos en La Habana. “Apoyo el proceso de paz porque Colombia lo merece. Pero no se puede pretender que la gente que perdió familiares olvide todo y dé vuelta a la página (…) Hay que aprender a caminar con una mochila de dolor cada cual por su vereda, conviviendo y respetando y sin pretender más”, dijo el expresidente.

Ante el cuestionamiento de si las Farc deben o no ocupar cargos en el Congreso por decreto (sin necesidad de llegar por consulta popular), Mujica fue claro y contundente. “La sociedad colombiana tendrá que vivir una adaptación (…) Yo llegué a la presidencia por los votos de la gente que me apoyó. Pero la gente no me apoyó por lo que hice como guerrillero, sino por lo que hice en el parlamento. De todas formas, no me parece algo fundamental. Después de todo, ¿qué son cinco o diez curules en un congreso?”, afirmó.

Por último, destacó la importancia de no dejarse vencer por las adversidades y ratificó su apoyo al Gobierno Santos. “Hay que respetar la memoria y el dolor de las personas, pero no hay nada más importante que la paz“, puntualizó.

Elecciones en Venezuela

Fue al tema al que menos quiso referirse, pues explicó que la inferencia externa en los asuntos internos de un país no es positivo. 

“Las elecciones van y vienen, pasan. Cada pueblo debe arreglar sus problemas, las naciones se deben autodeterminar; cuando alguien se mete desde afuera, solo se agravan los problemas”, detalló.

Eso sí, dejó claro que pronto habrá un diálogo entre las partes, lo cual se debe dejar a total discreción de los venezolanos y sus gobernantes.

El presente y futuro de Medellín

Manifestó que admira la ciudad, pues además de ser muy bonita, se ha mostrado resiliente y es actualmente una de las mas modernas de todo el continente americano. Además, dio la imagen que le dejaron tanto el actual alcalde de la ciudad, Aníbal Gaviria Correa, como el mandatario electo, Federico Gutiérrez.

“Ambos me explicaron lo que ha vivido Medellín, la cantidad de homicidios, la violencia y las consecuencias que se generan de aquello: la mala distribución de la riqueza, la inequidad, entre otras cosas”, dijo.

Agregó que también le dieron cuenta de los avances que ha tenido Medellín en temas urbanísticos, la importancia de recuperar las fuentes hídricas de la ciudad y promover iniciativas sociales que cierren la brecha tan evidente que hay entre las clases socio-económicas.

“Me parecen alcaldes demasiado optimistas. De pronto por lo viejo soy un poco vinagre, pero creo que son alcaldes jóvenes y con buenas intenciones, y eso es muy importante para un país: tener líderes jóvenes”, manifestó.

Una oveja negra al poder: confesiones e intimidades de Pepe Mujica

Así titula el libro que dos reconocidos periodistas uruguayos realizaron en torno a la imagen del expresidente, tras un trabajo de varios años. Charlas hogareñas, conversaciones al interior del palacio de gobierno e incluso en viajes al exterior, hicieron posible la ejecución de un libro que el mismo Mujica leyó y aprobó después de que fuera publicado.

“Nosotros somos periodistas y él es político; aun así, siempre nos dejó trabajar libremente. Nunca censuró siquiera una parte del libro. Lo que está escrito es cien por ciento responsabilidad nuestra, que él leyó después de que lo publicamos”, expresó Andrés Danza, uno de los escritores.

Por su parte, el coautor Ernesto Tulbovitz, historiador y periodista, indicó que Mujica es el único expresidente al cual su pueblo pudo abrazar y viajar con él en el bus. “Mujica nos enseñó en estos años que en la política a veces es necesario tranzar, negociar y buscar alianzas. No siempre se tiene la razón”, precisó.

Por su parte, lo único que dijo ‘Pepe’ sobre el libro en su honor fue que la portada le gustó mucho, pues evidencia su amor por los animales. “Son muchos años de trajín y de hacer muchas cosas, y entre más gente conoces, más quieres a los perritos”, finalizó.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario