Polémica por deterioro de la infraestructura educativa y cultural en Medellín

Mientras los concejales de la ciudad acusan a las administraciones e interventorías, las autoridades consideran que se exagera en torno a la problemática.

Infraestructura-Educativa
Algunas obras con problemas infraestructurales, según denuncias de algunos concejales. Foto: EL PALPITAR.

Este mes se firmó el acta de inicio de las obras de reparación en el Parque Biblioteca España, en la comuna 1-Popular, que con tan solo ocho años de inaugurado, presenta fallas estructurales y de fachada que ponen en riesgo la vida de visitantes y habitantes de la zona.

Este es un simple botón de muestra de lo que pareciera ser una problemática mucho más grave: hay errores -bien sea en diseños, ejecución o interventoría- que ocasionan un prematuro deterioro de la infraestructura educativa y cultural de Medellín.

Según el concejal Bernardo Alejandro Guerra, las edificaciones que más fallas presentan son el “Centro Cultural y Económico Moravia, las bibliotecas España, La Ladera y San Javier; y los Colegios de Calidad La Independencia, Altavista, Héctor Abad y Benedikta Zur Nieden”.

Para él, la problemática radica en un afán de las correspondientes administraciones municipales de entregar precipitadamente las obras públicas con el fin, según su perspectiva, de cumplir con “los tiempos políticos, privilegiándolos por encima de los tiempos técnicos”.

Además, Guerra consideró que la “narcisocracia en la que se convirtió Medellín” ha favorecido la situación. “La narcisocracia es el afán de satisfacer el ego del gobernante. Los últimos tres alcaldes han caído en ese error, esperemos que el actual no lo haga”, indicó el corporado.

La respuesta del Municipio

Infra-estractura-Educativa3
Colegio de Calidad La Independencia, en la comuna 13-San Javier. Foto: CORTESÍA.

Es innegable el evidente deterioro del Parque Biblioteca España, por ejemplo. Una obra con tan solo ocho años de inaugurada requiere reparaciones cuyo coso asciende al 70 por ciento de lo que costó inicialmente, a saber, 15 mil millones de pesos.

Al respecto se refirió el subsecretario de Planeación, Juan Martín Salazar. “Las reparaciones de la Biblioteca tienen tres etapas: la primera consiste en el desmonte de la fachada actual del Parque, que es la que presenta serios inconvenientes”. Esta etapa sería la que menos tiempo tomaría.

Pero lo que sigue demuestra que, de alguna u otra forma, los errores iniciales en la infraestructura saldrán muy caros. “La segunda etapa es intervenir la estructura que, si bien se encuentra en perfectas condiciones, debe ser actualizada. Esa obra fue construida en 2007, con la NSR 1998. Sin embargo, hoy ya tenemos la norma del 2010, por lo que debemos actualizar la estructura, con el fin de tener una Biblioteca para 30 o 40 años más”, detalló Salazar.

biblioteca_españa_fachada2
Así luce actualmente el Parque Biblioteca España. Foto: EL PALPITAR.

La tercera etapa sería, obviamente, el montaje de la fachada totalmente nueva. “Hemos dispuesto todo el personal de supervisión requerido para que sea instalada correctamente, con el objetivo de que no tenga otra vez problemas de humedades, goteras o desprendimiento de lozas”, señaló el Subsecretario.

Las obras, que tendrán un plazo de 16 meses hasta febrero de 2017, requerirán una inversión de 10 mil 715 millones de pesos. Adicionalmente, los trabajos no solo comprometerán recursos del próximo año, sino que, como el proyecto tiene vigencias futuras, la siguiente Administración Municipal deberá incluirlo en su presupuesto para el 2017.

Tal ha sido el revuelo debido al presunto detrimento patrimonial en la Biblioteca, que actualmente cursa en una Fiscalía de Medellín un proceso legal contra el contratista, “interpuesto por la Empresa de Desarrollo Urbano -EDU- y la Secretaría de Infraestructura”, según lo explicó Salazar.

¿En quién recae la responsabilidad?

Infraestructura-Educativa2
Centro cultural de Moravia. Foto: CORTESÍA.

El concejal Jesús Aníbal Echeverri considera que los encargados de velar por la perfecta ejecución de las obras no han cumplido a cabalidad su función. “¿Para qué contratamos y pagamos interventores sino funcionan? La Contraloría y la Personería deben ser más rigurosos con la supervisión, junto con las Secretarías”, manifestó el corporado.

Echeverri amplió la lista de edificaciones con posibles daños en su estructura que deben ser revisadas y, por los cuales, hay investigaciones iniciadas.”Todos los Colegios de Calidad que ejecutó la EDU han tenido algún problema de infraestructura, ya sean humedades, desplazamientos o algún otro. Lo mismo pasa con algunos jardines Buen Comienzo y Parques Bibliotecas”, señaló.

Ante tales denuncias, la subsecretaria Administrativa de la Secretaría de Educación, Luz Quiroz, dijo que, “infortunadamente, en muchas ocasiones vemos una grieta y pensamos que es un problema de infraestructura. Pero algunas veces, el estudio nos arroja que es un asentamiento y algo sencillo de atender”.

Sin embargo, el concejal Echeverri ratificó su postura y agregó que muchas de las obras que se entregan en la ciudad dejan mucho qué pensar y desear. “Solicitaremos investigación por parte de la Contraloría para ver si, por ahorrar dinero, hicieron las cosas mal”, manifestó.

Asimismo, la subsecretaria Quiroz indicó que los recursos del Municipio están protegidos ya que todas las obras “tienen pólizas de garantía: si hay una estructura construida que presenta deficiencias, se puede acudir a las constructoras para que hagan efectiva la garantía”.

Agregó que “la mayoría de contratos que desarrollamos desde la Secretaría de Educación, como los Colegios Maestros, tienen contratada una interventoría”, por lo que se está haciendo seguimiento a que las obras cumplan con lo especificado en los diseños y contratos.

Posibles soluciones a la problemática

Infra-estructura-Educativa1
Colegio de Calidad Benedikta Zur Nieden. Foto: CORTESÍA.

Tanto Bernardo Guerra como Jesús Aníbal Echeverri coincidieron en que se debe mejorar y hacer más riguroso el seguimiento de las obras. “La solución es darle importancia a las interventorías. Cuando una interventoría en Medellín le pone observaciones a un contratista, el interventor muy pocas veces es escuchado”, aseveró Guerra.

De igual manera, el concejal Echeverri explicó que es importante que los entes de control fiscal se tomen en serio su deber, ya que de ellos depende que no se incurra en detrimento patrimonial.

Por su parte, el Subsecretario de Planeación coincidió en ese aspecto con los corporados. “Para evitar casos similares a futuro debemos hacer una supervisión estricta de las estructuras que hagamos y hacer un óptimo mantenimiento”, aseguró.

Así las cosas, la ciudad de Medellín seguirá sobresaliendo por su modelo de urbanismo sostenible e innovador, siempre y cuando “se respeten los tiempos técnicos de las obras”, y no se privilegie la “satisfacción del ego del mandatario de turno”, tal y como lo explicó Bernardo Guerra.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario