Freddy Luna, el soñador que abre caminos para quienes no pueden caminar

 

Freddy Luna es el paisa que logró ser Titán Caracol 2016 con una creación que ayuda a la población con discapacidad.

Las cosas que comúnmente pueden ser sencillas, para Freddy Luna toman una importancia enorme y él las dimensiona desde su corazón. Estar parado, dar algunos pasos, abrazar a otro y quedar frente a frente es algo que se limita para una persona con discapacidad física, pero este antioqueño, con su exoesqueleto, hace que sea posible.

Ha adaptado motos para personas con discapacidad, se enfoca en ayudar a los venteros ambulantes y le cuestiona mucho que de las 3 millones de personas que en Colombia no pueden caminar, más de 80% viva en condiciones de pobreza. Actualmente, trabaja en un exoesqueleto especial que pondría a caminar al profe Luis Fernando Montoya

En la categoría de Tecnología y Conectividad de Titanes Caracol, Freddy Luna logró llevarse el galardón, pues los colombianos que votaron decidieron reconocer su labor. Después de la ceremonia, el ganador habló con El Palpitar y reveló detalles de su proyecto.

-Freddy, ¿cuál fue el motivo para crear un proyecto que justamente ayude a personas que no pueden caminar?

“Afortunadamente no tengo ningún familiar ni amigo cercano con discapacidad, pero de tanto inventar me di cuenta que toda la discapacidad está muy abandonada, la ingeniería la tiene abandonada, entonce quise hacer algo que verdaderamente le sirviera, que no fuera sólo un proyecto de la universidad , sino ejecutarlo. Realmente con pocos recursos, casi con las uñas, logramos que una persona con paraplejia volviera a caminar”.

Freddy-Luna-Portada
Foto: CORTESÍA U. DE A.

-¿Cómo fueron esos inicios, cómo surgió todo?

“Hace 5 años y medio me surgió la idea. Siempre he querido, desde antes de tener esta idea, crear algo único que ayude a muchas personas, que no lo hiciera cualquier otro y que fuera algo grande para mí como profesional y para las personas. Cuando me llegaron con la inquietud de hacer parar a un profesor para dar clases, yo digo: ¿Wow, cómo sería que ellos pudieran levantarse? Así empezó el proyecto. No ha sido fácil. Los primeros prototipos no funcionaron, pero desde la perseverancia insistí y al que cree todo le es posible”.

-Cuéntenos un poco de usted, ¿quién es Freddy Luna?

“Soy ingeniero mecánico de la Universidad de Antioquia en Medellín y he sido un soñador desde niño, he sido muy creativo porque Dios me ha dado la capacidad de inventar muchas cosas y el exoesqueleto es una de mis tantas creaciones. Para fortuna, ha beneficiado a muchas personas, le ha devuelto la esperanza a muchas personas que en Colombia no tienen otra alternativa a la silla de ruedas tradicional, entonces estamos abriendo un camino en en Colombia y Latinoamérica que no existe. Eso soy, un soñador, un un creativo, siempre me ha gustado crear”.

-Seguro que cada uno de los casos que ha conocido son especiales, ¿pero tal vez haya uno en especial que nos quiera compartir?

“Hay muchos casos. Una vez llegó una señora de edad, ella a los 15 años tuvo una enfermedad y no pudo volver a levantarse. 59 años después llegó al taller y a través de varias asesorías y un análisis, pudimos volver a levantarla. Para ella experimentar estar pie nuevamente, después de 59 años, fue una felicidad gigante. O cuando llegan padres y los hijos nunca los han visto de pie, los ven parados y les dicen: ‘Papi, no sabía que eras tan alto’. Cuando se abrazan viéndose cara a cara, eso es algo que no tiene precio”.

-En cuanto a recursos, ¿cómo ha sido el proceso para construir los prototipos y todo lo que conlleva?

“Ha sido muy complicado, como nos toca a todos los creativos y soñadores en Colombia. Tener una patente en Colombia es muy costoso, pero afortunadamente en Medellín hay una organización que se llama Ruta N y me ayudó mucho con el proyecto de patente y algunos recursos, otros me tocó aportarlos a mí, además de personas que se han unido y han creído”.

Freddy-Luna-1
Foto: CORTESÍA CARACOL.

-¿Cómo fue todo este proceso para llegar a ser un Titán Caracol?

“A mí me postuló mi esposa y fue algo muy grande, porque me mandaron un formulario para saber que era nominado. Uno se sorprende porque sabe que hay muchas personas en la competencia. Cuando recibí la llamada tuve mucha felicidad, pero me decían que eran 8 precandidatos y los finalistas eran cinco, entonces tres quedaban por fuera. Es una espera como de dos meses, pero todo es una alegría muy grande”.

-Finalmente, ¿a Freddy Luna qué le acelera El Palpitar?

“Ver una persona que no puede caminar, volver a caminar”.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario