Cirugías plásticas mal practicadas, un mal en ascenso en Medellín

Medellín se encuentra entre las diez ciudades del mundo donde más cirugías estéticas se practican, según la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO.

“A mí hace tres años me hicieron una abdominoplastia en la Clínica Nova, todo iba muy bien al principio, pero después de dos meses empecé a notar que la cicatriz que me había quedado era mucho más profunda. Hoy en día, tengo un gran hueco en la pelvis que me genera mucha vergüenza y es muy difícil lidiar con esto”, es el testimonio de Mónica González, sólo una de las tantas mujeres que han sido víctimas de procedimientos estéticos más realizados en Medellín..

Así como el caso anterior, abundan diversas historias en la ciudad… Incluso, muchos casos han llegado a ser peores, dejándole, a quienes les realizan cirugías mal practicadas, rastros imborrables y hasta la muerte.

Las cirugías plásticas mal practicadas son un tema que cada vez se escucha más, en especial en Medellín, que es una de las principales ciudades del país donde estos procedimientos más se practican.

“En Colombia y en Medellín las cirugías plásticas, por lo general, están muy bien realizadas. Sin embargo, hay personas que tratan de realizar esta actividad sin haber estudiado lo necesario. Esto en España tiene un término y es intrusismo”, expresó Luis Fernando Botero Gutiérrez, presidente de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva Capítulo Antioquia.

A finales del pasado mes de junio, falleció la séptima víctima en el año por procedimientos mal practicados, por lo que desde el Concejo de Medellín se ha empezado a realizar conjeturas acerca de una posible banda detrás del aumento de estos casos.

Según lo que aseguró el concejal Bernardo Alejandro Guerra, habría anestesiólogos, enfermeras, auxiliares de enfermería, secretarias, instrumentadores quirúrgicos, mensajeros e incluso cirujanos plásticos que cobran para firmar las historias clínicas de los pacientes que operan los falsos cirujanos plásticos.

A pesar de esto, falta aún una investigación más profunda que pueda determinar una banda criminal en este sentido, aunque Botero Gutiérrez afirmó lo siguiente: “Hay personas que toman un curso de seis meses por fuera del país y afirman que tienen una especialización en Cirugía Plástica, cuando en realidad este tipo de estudios tienen una duración entre cuatro y seis años”.

El presidente de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica en Antioquia afirmó, además, que quien se quiera realizar una cirugía plástica debe procurar por buscar un cirujano confiable que haya estado formado en una universidad avalada por el Ministerio de Educación y que, en caso de ser del exterior, sea una institución reconocida como formadora de cirujanos.

“Se debe de hacer una consulta previa del cirujano que va a operar, pues es la vida y la seguridad la que se está poniendo en riesgo, por lo que es importante indagar”, afirmó Botero.

cirugia_niño_feliz6

Luis Fernando Botero también expresó que un cirujano plástico explica la cirugía que se va a realizar, da a conocer los riesgos leves, medianos y a largo plazo  y le da importancia a las revisiones posteriores de la intervención quirúrgica. Incluso, luego de practicados estos procedimientos, “se debe de hacer una revisión anualmente”, apuntó Botero.

“Un cirujano nunca hace una consulta de afán, éstas deben tener una duración de, por lo menos, una hora, además nunca operarán en los consultorios, sino en una clínica que debe de estar certificada, por lo que ahí se ve cuáles son las clínicas de garaje y en esas no se debe confiar”, puntualizó Botero Gutiérrez.

Por todo esto, la conclusión es que antes de practicarse una cirugía estética, se debe de procurar por buscar un profesional avalado por el Ministerio de Educación y miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva.

“Varias muertes y lesiones gravísimas debidamente documentadas han prendido las alarmas, por lo que es fundamental salir en defensa de los afectados que son siempre las personas menos favorecidas por la fortuna”, afirmó finalmente el concejal Bernardo Alejandro Guerra, en un comunicado.

A pesar de esto, muchas personas siguen cayendo con “cirujanos” que dan promociones por sus intervenciones, operan en cualquier clínica y llegan a afectar la salud y el bienestar del paciente.

Acerca de Johana Betancur Zapata

Johana Betancur Zapata
Comunicadora social y periodista de la Fundación Universitaria Luis Amigó. Dios, mi familia y mi carrera profesional son lo más importante en mi vida. Cinéfila, melómana, con excelente retentiva, soñadora y muy risueña.

Deja un comentario