Paciente con tumor cerebral está en riesgo tras incumplimiento de su EPS

Después de una intervención, la paciente tenía que hacer rehabilitaciones. Sin embargo, no hay autorización por parte de la EPS, lo que la ha a perder un oído, un ojo y movilidad en las extremidades.

Foto: CORTESÍA.

Una mujer de 32 años de edad está viviendo una situación crítica en su salud por la presunta ineficacia de la EPS Medimás, debido a que lleva más de seis meses esperando una autorización y la situación podría costar su muerte.

Natalia Ariza, una mujer que laboraba como coordinadora de operaciones en una empresa de transporte, tiene en riesgo su vida por un tumor cerebral que surgió desde hace más de un año.

Su calvario inició desde hace más de seis meses por cuenta de la espera para que le autoricen una cirugía y citas de rehabilitación que le debe ofrecer la EPS Medimás, la cual ha hecho caso omiso a esos requerimientos, pese a las tutelas y acciones de desacato que tiene a cuestas.

“Es una situación verdaderamente lamentable, porque luego de la intervención y las secuelas que dejó, me mandaron unas citas urgentes, pero nada, ya he perdido el oído, un ojo, movimientos en algunas extremidades y ya tengo problemas en las cuerdas vocales”, sostuvo Natalia.

Hasta el momento, además del grave riesgo que enfrenta, económicamente ha perdido más de diez millones de pesos por cuenta de transportes, citas particulares e incluso, su padre tuvo que dejar de trabajar para poder estar al 100% con ella.

“Necesito que las autoridades pongan en cintura a esta EPS y me puedan atender oportunamente, ya la consecuencia de la espera ha hecho estragos en mí, pero espero que puedan atenderme para que la situación no vaya empeorando”, lamentó.

La EPS Medimás está en el ojo del huracán después de que el procurador general de la nación, Fernando Carrillo, solicitara la intervención inmediata de Supersalud, debido a las consistentes irregularidades registradas.

“Lo que la Procuraduría busca es tener una actuación oportuna en función de la protección de los afiliados a esta EPS, sus familias y sus derechos fundamentales. No vamos a esperar otros dos años de mala atención y vulneración de derechos para actuar. Estos colombianos, reitero, no aguantan un mes más en estas condiciones”, argumentó Carrillo.

Según cifras de esta entidad, en 34 días de funcionamiento ya llevan más de 10.000 quejas ante la misma superintendencia “por incumplimientos de la EPS, que a diario se ven reflejados en demoras en la atención o en las consultas médicas especializadas, retrasos para la programación de cirugías, no entrega de medicamentos, no pago de enfermedades por incapacidad laboral ni licencias de maternidad, desatención a fallos de tutela, no prestación de servicios de urgencias, entre otras omisiones”.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario