Asegurado entrenador acusado de abuso sexual a menores en Bello

El acusado no aceptó los cargos por el delito de acceso carnal agravado.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

Un hombre de 37, entrenador de fútbol, fue capturado aparentemente en flagrancia, cuando intentaba mantener relaciones sexuales con dos menores en el sector El Manantial, vereda Granizal del municipio de Bello.

De acuerdo con información entregada por el párroco del sector y por algunos padres, el sujeto aprovechaba la confianza que tenía con los niños de la escuela, menores de entre 9 y 11 años, y de esta manera habría abusado de al menos seis de ellos.

“Ante estos abusos, debemos votar el miedo a denunciar ante las autoridades para que se indague con las madres de los niños, si tuvieron alguna relación con esta persona”, comentó el sacerdote Patricio Chica, párroco del sector.

El entrenador tendría a su cargo más de 100 niños de una escuela de fútbol, cuyos padres se encargaron de hacer las denuncias respectivas que fueron procesadas a través de la Policía de Infancia y Adolescencia.

“El personal de infancia y adolescencia se trasladó al municipio y están verificando si el hecho es real o no y para darle conocimiento ante la autoridad judicial como corresponde y nos compete”, destacó el General José Gerardo Acevedo, comandante de la Policía Metropolitana.

El acusado ya fue presentado a su primera audiencia de imputación de cargos, misma en la que no aceptó la acusación por el delito de acceso carnal agravado.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario