Homicidios irrumpen la tranquilidad de los barrios La Loma y San Benito

Mientras uno estaba departiendo con dos amigos en zona pública, el otro fue hallado al interior de un rancho de madera.

muerto_barbero_belen
Autoridades están tras la pista de los responsables de estos homicidios aislados. Foto: ARCHIVO.

Dos homicidios se presentaron durante el transcurso de este miércoles, 18 de mayo, en diferentes sectores de Medellín, donde sujetos sin identificar los atacaron con armas de fuego y sin mediar palabra.

El primer caso se conoció a las 12:58 de la madrugada, hora en la que la ciudadanía alertó a las autoridades sobre un cuerpo sin vida al interior de un rancho de madera, ubicado en el barrio La Loma del corregimiento de San Cristóbal.

En la inspección técnica se pudo establecer que se llamaba Etson Damian Cano Giraldo, de 20 años de edad, quien presentaba cinco heridas en la cabeza ocasionadas con arma de fuego. Vecinos declararon que el hombre no era del sector y no suministraron más información por temor a represalias.

En otro hecho, Jaime Alfredo Blandón Mesa, de 38 años, fue asesinado a las 10:35 de la noche en el sector de San Benito, en donde fue atacado con disparos en la cabeza cuando se encontraba en vía pública en compañía de dos amigos.

Según investigaciones, el hombre fue asesinado, al parecer, por un sujeto identificado con el alias de “Pompilio”, quien huyó después de cometer el crimen, mientras que el fallecido había sido capturado en cuatro ocasiones por el delito de porte ilegal de armas de fuego y una por el delito de uso de documento falso.

Con estos homicidios aumentan a 178 el número de muertes violentas que se han registrado en la capital antioqueña en lo corrido que va de este año, 14 casos más que en igual periodo del 2015.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario