Alias El Diablo tiene a los habitantes del barrio Córdoba en medio de una “guerra de poderes”

Los habitantes del barrio Córdoba, de la Comuna 7-Robledo, viven en medio de la zozobra impuesta por alias El Diablo, quien presuntamente quiere recuperar el territorio “a sangre y fuego”.

cordoba_barrio_seguridad3
Habitantes sienten temor hasta de salir de sus viviendas. Foto: EL PALPITAR.

Los habitantes del barrio Córdoba dicen no aguantar más las confrontaciones que se presentan en el sector y solicitan a las autoridades que intervengan para frenar la racha de ataques, que al parecer, provienen de la estructura de “La Iguaná” que está al servicio de alias El Diablo.

La situación es crítica, no sólo en Córdoba, también en los sectores aledaños por las confrontaciones que, según sus habitantes, se desencadenaron por el deseo de “La Iguaná” de tener el control de las extorsiones en la zona.

Algunos afectados hicieron la denuncia ante El Palpitar y hablaron de la situación, que según ellos comenzó con el resquebrajamiento de las relaciones entre alias Gordo Arepas y alias El Diablo, quienes anteriormente delinquían en conjunto.

El asesinato más reciente en este sector, reportado por las autoridades, fue el pasado 14 de agosto y la víctima fue identificada como Adrián Durfay Cano Gómez. Según el informe del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia-Sisc, de la Alcaldía de Medellín, el hombre estaba acompañado de varias personas en las afueras de una taberna, cuando “dos hombres les dispararon indiscriminadamente”.

Además del hombre muerto, en ese mismo hecho resultaron heridas tres personas. “Hasta el momento se desconocen los motivos del ataque”, señala el informe de las autoridades.

Los jóvenes ahora viven encerrados

“Tenemos miedo de salir de nuestras casas, a mis hijos los tengo encerrados y desde hace un mes no están estudiando porque los amenazan, los golpean y hasta les disparan en plena calle, es una situación muy preocupante”, explicó una residente del barrio Córdoba quien pidió no ser identificada.

Al parecer y según sus mismos habitantes, la situación comenzó por las extorsiones y amenazas que realizaba alias El Diablo, situación por la que Gordo Arepas se cansó y echó a todos los miembros afines con el primero, decisión que no cayó bien en la organización de Los Pesebreros.

“Acá extorsionaban a cualquiera, ya los mensajeros no querían subir y los muchachos que trabajaban y estudiaban se salieron para tomar las armas y sacar a la gente de El Diablo, pero éste quiere retomar el territorio a punta de bala y asesinatos de gente inocente”, manifestó uno de los hijos de la denunciante, quien constantemente recibe amenazas por parte de la banda de “El Diablo”.

cordoba_barrio_seguridad2
En los muros de las viviendas se refleja la violencia. Foto: EL PALPITAR.

Alias El Diablo quiere recuperar sus rentas por extorsión

Esta información fue corroborada por Fernando Quijano, director de Corpades, quien ha recibido las mismas denuncias por parte de la comunidad del barrio Córdoba, destacando también que las autoridades brillan en la zona por su ausencia.

“Sabemos que hay una fractura al interior de “Los pesebreros” que tienen control en la Comuna 7 y en otras zonas de Medellín como en la 16 y la 13. Por un lado está El Diablo, es un personaje al que Análisis Urbano y Corpades viene denunciando”, declaró Quijano.

Asimismo, explicó la confrontación con Gordo Arepas. “Esta situación está generando desplazamientos, intimidación y miedo a las comunidades donde han ocurrido los hechos en Córdoba, en Gratamira y muchos sectores aledaños que está lindando con las comunas 5 y 6”, dijo.

Según denuncian los habitantes la situación es insostenible y varios jóvenes que trabajaban o estudiaban se metieron al mundo de la delincuencia, “para recuperar la paz y quitarse el yugo impuesto por alias El Diablo.

Tomaron la vía de la ilegalidad

cordoba_barrio_seguridad
Foto: EL PALPITAR.

El Palpitar habló con uno de los jóvenes que al parecer “cuida” el territorio y evita la expansión de alias El Diablo, dejando en claro que “tuvimos que meternos porque ya no aguantamos la violencia y las extorsiones de este personaje”.

“A muchos les tocó vender su carrito y sus motos, porque ellos dicen que si nos van a matar, que nos maten mejor parados y eso están haciendo los pelaos, parándose por el barrio porque ya se cansaron de ver como matan a la gente de la comunidad”, declaró uno de los jóvenes que está en confrontación con El Diablo, quien también pidió reserva de su identidad.

Asimismo, el joven dio declaraciones del inicio del resquebrajamiento de relaciones entre El Diablo y el Gordo Arepas.

“Al Gordo Arepas lo mandaban a hacer de todo y por ello fue ganando notoriedad, sin que El Diablo se ensuciara las manos, además, el primero tenía una pequeña empresa de arepas y el segundo la quería para él, razón por la cual él decidió revelarse y acabar con la extorsión en el barrio”, aseguró el joven.

“Policías nos amenazan con llevarnos ante alias El Diablo para que nos maten”

Además de las declaraciones ofrecidas por los habitantes y por el presunto integrante de una de las bandas, hay otros jóvenes que han realizado graves denuncias acerca del papel que juega la Policía en este sector.

“Desde que empezó esta situación la Policía nos ataca indiscriminadamente, varias veces nos han golpeado, nos echan polvos pica pica y nos amenazan con llevarnos a alias El Diablo para que nos maten”, declaró otro joven, quien asegura tuvo que desertar del estudio por las constantes amenazas que recibe.

De igual manera, denunció que además de las golpizas y amenazas, también les han quitado los celulares, “no sabemos en quien confiar porque los mismos policías nos quitan los celulares, a mí ya me han quitado dos y tampoco puedo bajar a ciudad Central”.

Ante estas graves denuncias, este diario le suministró a la Policía Metropolitana la información recolectada sobre los uniformados señalados de realizar estas acciones.

¿Qué dicen las autoridades?

Pese a las declaraciones de la comunidad, las informaciones obtenidas por parte de la Secretaría de Seguridad distan de la realidad entregada por algunos habitantes, afirmando que los homicidios que se han presentado son aislados.

Sin embargo, el secretario de Seguridad de Medellín, Gustavo Villegas, anunció que luego del consejo de seguridad que se realizó el pasado miércoles 24 de agosto, las autoridades definieron unas estrategias específicas para disminuir la cifra de homicidios en Medellín, especialmente en el Centro, la Comuna 5-Castilla y la Comuna 7-Robledo. Lea también: Alcaldía definió estrategías para disminuir los hurtos y homicidios en Medellín

La articulación de todas las autoridades, jueces especializados, mayor presencia de uniformados en los sectores más críticos y seguimiento a las actividades específicas, hacen parte de las estrategias.

En cuanto  a la cifra de homicidios, según el reporte del Sisc, hasta el 27 de agosto de 2016 se han registrado 43 personas asesinadas en la Comuna 7- Robledo, 16 más que en 2015.

La comuna en donde más homicidios se han cometido durante 2016 es la 10-Candelaria, con 58. En la Comuna 5-Castilla, se han reportado 40 asesinatos.

Con las medidas anunciadas por las autoridades se espera que también se beneficien los habitantes del barrio Córdoba, que aseguran estar en medio de una “guerra de poderes”, en la que la pieza fundamental sería alias El Diablo.

 

 

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario