En confusos hechos, fue asesinado un joven en Remedios

Si bien no se han identificado los móviles del hecho, en este municipio del Nordeste antioqueño hay una grave problemática con las Bacrim.

Foto: ARCHIVO
El hallazgo se dio en una zona rural del municipio de Remedios, según confirmó la Alcaldía. Foto: ARCHIVO. 

En zona rural del municipio de Remedios, en el Nordeste de Antioquia, fue hallado sin vida Evin Andrés Gil Guerra, un joven oriundo de dicha jurisdicción de quien no se han precisado datos ni antecedentes penales, según la Policía Antioquia.

El macabro hallazgo lo realizaron las autoridades el día de ayer, cuando avistaron el cuerpo sin vida de Gil Guerra.

Según información forense de carácter preliminar, el joven fue ultimado a balazos y arrojado por sus victimarios en la zona de difícil acceso.

El cuerpo de Gil Guerra presentaba impactos en su dedo anular y su región maseterina izquierda, a saber, en el costado izquierdo de su rostro, tanto en el cerebro como en la mandíbula.

Tal y como lo confirmó a este medio la alcaldesa municipal, Lucía Carvajal de Silvera, “el muchacho apareció asesinado en una vereda y apenas se adelantan investigaciones“.

Según la funcionaria, ella preguntó “desde anoche a la Policía, y el reporte que me pasaron es que se adelantan investigaciones para esclarecer el delito”.

Aunque los indiciados aún no se precisan, cabe señalar que tanto en Remedios como en Segovia se ha venido presentando durante este año una fuerte pugna entre bandas delicuenciales que luchan por el control de territorios y plazas de expendio de alucinógenos.

Precisamente, el 29 de agosto pasado se realizó un megaoperativo que permitió la captura de más de una docena de personas adscritas a estos grupos delincuenciales, responsables de una ola de homicidios en dichos municipios a mediados de este año.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario