Proyecto de la Eafit marca el camino de aprovechamiento de energías alternativas

Ladrillo, panel solar que sigue trayecto del sol y colector de energía térmica, son las grandes iniciativas de este grupo.

helios_eafit_panel_energia
El proyecto Helios está en proceso de patentación del colector y del ladrillo. Foto: CORTESÍA.

La búsqueda de la academia por encontrar nuevas formas de recolectar la energía solar, sigue siendo primordial en sus trabajos de investigación; prueba de ello es el proyecto Helios, de la Universidad Eafit, que busca implementar elementos tecnológicos que puedan optimizar este recurso energético.

Una de las iniciativas a la que le han hecho mucho énfasis en el equipo de José Ignacio Marulanda Bernal​, Alejandro Velásquez López, Javier Mauricio Betancur Muñoz​​​ y Mario Betancur Rodríguez, es la implementación de un ladrillo que genera electricidad, elemento que se podría incorporar con la infraestructura, debido al poco espacio que hay para poner paneles solares.

Otra de las buenas iniciativas que trabajaron en este grupo interdisciplinario, fue la construcción de un panel solar que sigue la trayectoria del sol, con el objetivo de recoger con mayor precisión los rayos del astro rey.

​“Pensamos volverlo un kit que cualquier persona pueda comprar e instalar fácilmente. Es un sistema inteligente que mediante un Sistema de Posicionamiento Global (GPS) sabe dónde está y qué hora es, tiene una brújula digital que le indica cuál es su norte y, con esa información, puede identificar por dónde sale el Sol para seguir su trayectoria”, explica el ingeniero Mauricio Betancur, de Tecnologías Marte.

Asimismo, el grupo trabaja en colectores de energía térmica, que se tratan de una serie de tubos instalados con un líquido que permite alojar la radiación solar y la direcciona a un cuarto de secado de ropa.

“Se optó por unos tubos que contienen un líquido en su interior, que captan el calor producido por la radiación solar y lo transporta por conducción a un bulbo metálico que finalmente entra en contacto con un sistema de convección para establecer un flujo de aire caliente que se utiliza para secado”, explica José Ignacio Marulanda Bernal, docente de la Escuela de Ciencias.

Con esta serie de iniciativas que se adelantan dentro de la universidad antioqueña, la población podría ser la más beneficiada, ya que no tendrá que depender únicamente de la energía eléctrica ni la fósil, que siempre están en riesgo de desabastecimiento por las sequías que se presentan en el territorio nacional.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario