EPM cuenta con un sistema completo para garantizarle agua potable a sus usuarios

Según datos suministrados por la Fundación EPM, sólo el 0,007 % del agua existente en la Tierra es potable.

Planta_Manantiales_El_Palpitar
Foto: EL PALPITAR.

Además de contar con los nacimientos de agua que surten los acueductos, para que el líquido sea apto para el consumo humano necesita realizar un proceso de potabilización, que garantiza el suministro con los parámetros de calidad establecidos por la legislación, proceso que para el caso de los municipios del Valle de Aburrá y algunos de Antioquia lo realiza Empresas Públicas de Medellín-EPM.

Para garantizar que el agua que consumen cerca de 1 millón 044 mil 572 clientes de EPM sea potable, la empresa de servicios públicos cuenta con un sistema conformado por plantas de potabilización, conducciones, tanques de almacenamiento y redes de distribución secundaria.

En total, son 10 plantas de potabilización y 110 tanques de almacenamiento de agua. Las plantas principales son La Ayurá, ubicada en el municipio de  Envigado y Manantiales, localizada en el Norte del Valle de Aburrá-Bello, las demás plantas son Aguas Frías, Barbosa, Caldas, La Cascada, La Montaña, San Antonio de Prado, San Cristóbal y Villa Hermosa.

Proceso de Potabilización

Después de Ayurá, Manantiales es la segunda planta de potabilización más importante de EPM, ubicada en el kilómetro 5 de la autopista Medellín- Bogotá, y en la cual se trata el agua proveniente del embalse Riogrande II, que  se abastece de Río Grande y Río Chico.

Jorge William Ramírez Tirado, gerente de Provisión Aguas de EPM, destacó que gracias a que la empresa cuenta con tres embalses, se garantiza una producción  de 150 millones de metros cúbicos de agua y que con la contribución de las plantas de potabilización menores se garantiza el suministro del líquido vital a los municipios del Valle de Aburrá.

En cuanto al proceso de potabilización, que constituye en primordial, los expertos de la Planta Manantiales explicaron que se compone de cinco etapas: coagulación, floculación, sedimentación, filtración y desinfección. Además, que inicia con la captación, “lo cual consiste en recolectar y transportar agua cruda desde las fuentes de abastecimiento hasta la entrada de las plantas”.

“En las etapas de coagulación-floculación se adiciona sulfato de aluminio para desestabilizar las partículas coloidales y permitir que éstas se aglomeren y formen floc, y pasar a la sedimentación, fase en la cual los sólidos se separan del agua, mediante la acción de la gravedad”, explica EPM, a través de un comunicado.

En el paso a seguir; la filtración,  las partículas que son menos densas y que no se pueden separar por acción de su propio peso son removidas, por medio de un lecho filtrante donde el microfloc es retenido.

Finalmente, la desinfección, que consiste en la adición de cloro para eliminar los microorganismos y conferirle al agua, las características de potabilidad y que así los usuarios puedan consumir el agua, sin que haya ningún problema.

Acciones para garantizar la cantidad y la calidad del agua

Además de la potabilización del agua hay otras acciones que son responsabilidad de las empresas de servicios públicos y de la misma comunidad, las cuales garantizan tanto la calidad como la cantidad. Una de ellas es el tratamiento, que consiste en sanear el agua que ya fue utilizada, para que no contamine las fuentes que surten los acueductos.

El uso eficiente y ahorro también es tarea de los ciudadanos, ya que aunque hay reservas para garantizar el consumo de Medellín, preocupa la relación Cantidad- calidad. “Nosotros tenemos fuentes suficientes para atender la demanda actual y futura de la ciudad en cantidad, más o menos en 20 0 30 años, sin embrago, hay un proceso que se está viviendo y es que hay que mucha demanda, por lo que preocupa el deterioro en la calidad”, explicó Santiago Ochoa, vicepresidente de Agua y Saneamiento de EPM.

Para contribuir al cuidado del recurso hídrico, tenga en cuenta datos como que una persona consume en promedio 3.8 metros cúbicos de agua al mes. “Es decir, que en una familia de cuatro personas, el consumo promedio mensual debe ser aproximadamente de 15.4 metros cúbicos de agua”, lo cual se puede verificar en la factura.

Planta_Manantiales1_El_Palpitar
Foto: EL PALPITAR.
Planta_Manantiales3_El_Palpitar
Foto: EL PALPITAR.

 

Acerca de Luz Avané Cataño Raigoza

Luz Avané Cataño Raigoza
Comunicadora social y periodista, enamorada de las buenas historias. Emprendedora y convencida de todo lo que uno se propone en la vida lo puede lograr, la clave está en rodearte de las personas correctas y nunca dejar de soñar. Mi gran tesoro, mi familia.

Deja un comentario