33 muertos deja hasta el momento creciente de quebrada La Liboriana en Salgar

Entre las personas fallecidas se encuentra un menor de tres años edad. Las autoridades continúan con las labores de rescate.

Emergencia_Salgar_El_Palpitar
Foto: CORTESÍA.

33 personas muertas deja hasta el momento el desbordamiento de la quebrada La Liboriana, en el Corregimiento Las Margaritas del municipio de Salgar, en el Suroeste de Antioquia. La emergencia se presentó durante la madrugada de este lunes 18 de mayo, afectando principalmente el barrio Las Peñitas.

Además de los fallecidos, en el hospital del Municipio han atendido más de 20 lesionados leves y se tiene el reporte de dos a cinco familias desaparecidas, datos que pueden variar de a cuerdo a como avancen las labores de atención y rescate.

Según informó Inés María Cardona, directora del Departamento Administrativo del Sistema de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres-Dapard, ya se activó el Sistema Integral de Gestión del Riesgo de Desastres, tanto regional como Departamental. “Desde el S.O.S ubicado en Andes, fueron despachadas  unidades de bomberos de Andes y Concordia, de Medellín salió el Dapard con el líder de la Unidad de Manejo acompañado con la unidad de rescate, socorristas y ambulancias, para continuar con las labores de rescate y atender a los damnificados”.

El director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Carlos Iván Márquez, también estará en el municipio de Salgar, para apoyar la atención de la emergencia y la atención a las familias.

Según informaron algunos habitantes del municipio, se encuentran sin agua, todos los locales están cerrados y hay muchas familias damnificadas.

Emergencia1_Salgar_El_Palpitar
Foto: CORTESÍA.

Acerca de Luz Avané Cataño Raigoza

Luz Avané Cataño Raigoza
Comunicadora social y periodista, enamorada de las buenas historias. Emprendedora y convencida de todo lo que uno se propone en la vida lo puede lograr, la clave está en rodearte de las personas correctas y nunca dejar de soñar. Mi gran tesoro, mi familia.

Deja un comentario