Más de nueve mil soldados custodiarán la jornada electoral en Antioquia, Córdoba y Chocó

Serán 17 mil 586 las mesas de votación resguardadas en esta jurisdicción.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Un total nueve mil 93 hombres de la Séptima División del Ejército, estarán dispuestos este domingo 25 de octubre en dos mil 74 lugares de votación cubiertos en su totalidad, en los departamentos de Antioquia, Córdoba y Chocó.

“El 100% de los lugares de votación en Antioquia, Córdoba, Chocó y algunos municipios de los departamento de Sucre, Santander y Boyacá serán cubiertos con los efectivos del Ejército Nacional adscritos a la Séptima División, con la Armada Nacional y la Policía Nacional, sin dejar ningún puesto de votación sin presencia permanente, contrarrestando el accionar delictivo de los grupos armados ilegales”, afirmó en Ejército a través de un comunicado.

Serán 17 mil 586 mesas de votación, dispuestas en 197 municipios de la jurisdicción, en las que las autoridades apostarán a la seguridad que permita el desarrollo del principal ejercicio democrático de todos los colombianos, en esta jornada que busca ocupar dos mil 845 cargos entre Alcaldes, Gobernadores, Concejales, Diputados y Ediles.

“La presencia de las tropas en la vías principales de la jurisdicción, obras de infraestructura estratégicas y la seguridad en las zonas rurales, continuarán de forma permanente con los 34 mil hombres que componen la Séptima División, con dispositivos especiales dispuestos para la fiesta democrática”, enfatiza el Ejército.

Para la jornada del próximo domingo, las autoridades dispusieron de la línea celular 147 a través de la cual las tropas atenderán situaciones que comprometan la seguridad e integridad de los ciudadanos, y el normal desarrollo de la jornada democrática.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario