Ocuparon en Urabá y Córdoba bienes que estaban bajo el poder de Vicente Castaño

Los predios costarían alrededor de dos mil millones de pesos.

vicente_castaño
Foto: CORTESÍA.

Ubicadas en la vereda Trementino, corregimiento Santa Catalina, del municipio de San Pedro de Urabá, fueron ocupadas 21 fincas que habrían estado bajo el poder del desaparecido paramilitar Vicente Castaño Gil. Algunos predios fueron arrebatados a sus propietarios y otros comprados con dineros ilícitos.

En total serían cerca de mil 500 hectáreas de terreno y que además están avaluadas en unos dos mil millones de pesos. En esos predios, Vicente Castaño habría continuado con el entrenamiento de nuevos paramilitares, además de haber sido una fuente de financiación para el narcotráfico.

El coronel Luis Humberto Poveda, subdirector de la Dijin, señaló que la ocupación se realizó gracias a los trabajos que se han ejecutado en conjunto con la Fiscalía General de la Nación y que hoy permiten que esos bienes pasen al Fondo de Reparación de Víctimas del Conflicto.

Los terrenos ocupados colindan con la famosa “Finca la 35”, un lugar en el que además de adoctrinar hombres que entrarían a formar parte de las autodefensas, se cometieron múltiples crímenes constatados en los hallazgos de fosas comunes en su interior. Este predio era de Carlos Castaño, hermano de Vicente y quien habría sido mandado a asesinar por su hermano, propietario de los bienes hoy ocupados.

El paradero de Vicente Castaño es incierto, algunos afirman que el sujeto fue asesinado; sin embargo, ex paramilitares como el reconocido alias “Don Mario”, señaló en una de sus versiones libre que se habría suicidado. También hay quienes cuentan que el paramilitar se escondió y dijo “no volver a dar la cara” luego del proceso de desmovilización de las autodefensas. Lo cierto es que desde agosto de 2006 las autoridades le perdieron la pista.

Acerca de Krystell Rodríguez Castañeda

Deja un comentario