El Carmen de Viboral será un municipio libre de minas y del miedo

Con el proceso de desminado, los habitantes de este municipio cerrarán las heridas ocasionadas por estos artefactos y la violencia.

carmen_viboral_retorno_familia
Los habitantes de la vereda La Honda ahora cuentan con un terreno sin minas y con altas oportunidades de progresar. Foto: ARCHIVO.

Los habitantes de El Carmen de Viboral, en el Oriente antioqueño, que han vivido en carne propia la violencia incesante durante los años 80, 90 y principios del 2000, están superando paso a paso las heridas de los fusiles y las minas, prueba de ello es que su territorio sería declarado como libre de minas en diciembre.

Este municipio, que fue fundado hace 301 años, quiere renacer y echar tierra a todos los horrores de los que ha sido testigo, para volver a salvaguardar a sus campesinos, y de una vez, vivir una segunda oportunidad, además de pensar en el posconflicto.

Veredas que renacen

En varias veredas y en especial en La Honda, zona que fue librada de las minas antipersona hace tres meses, sus habitantes tuvieron que luchar contra todo pronóstico para divisar un panorama sin estos mortíferos artefactos.

“Para nosotros significa mucho, porque veníamos insistiendo mucho, tocando puertas para que nos dieran ayudas para la comunidad, para que se implementara un plan retorno pero dada la precariedad de la zona en aquel entonces, las instituciones no se comprometían a desarrollar programas para la comunidad de esta región”, explicó Jair Botero, líder de la Junta de Acción Comunal de la Honda.

No obstante, los pocos pobladores que quedaban, fueron testigos de un histórico retorno, lleno de alegría, esperanza y tranquilidad por parte de aquellas personas que tuvieron que huir de las garras de la acometividad de militantes de guerrillas y grupos paramilitares.

“Este proceso que no solo se vivió en La Honda, sino en otras veredas, para nosotros es integral, porque no fue ni parcial ni a la mitad, fue un desarrollo completo y articulado ya que hay generación de empleo, tenemos electricidad, agua potable, la vía pavimentada, huertas caseras, parece como si ya estuviéramos viviendo en el posconflicto”, acotó Botero.

Municipio que pasa la página

Desde la administración municipal, en coordinación con la OEA y la Dirección para la Acción Integral contra las Minas Antipersona, llevan un profundo proceso para despejar todos los terrenos de El Carmen de Viboral, y descartar en un 100% las sospechas de minas antipersona.

“A través de una entidad llamada Halo Trust, se inició el proceso de desminado, que al día de hoy, han entregado territorios sin minas como La Honda, La Linda, Boquerón, Provenir y Santo Domingo, terrenos que fueron afectados por estos artefactos explosivos”, explicó Beatriz Elena Moreno Betancur, directora de Proyectos Especiales de la Alcaldía del este municipio del Oriente antioqueño.

Para todos es innegable que esta subregión ha tenido una transformación significativa en materia de exabruptos, porque donde antes caminaban combatientes del Bloque Metro de las AUC y del frente 47 de las Farc, comandadas por Alias Karina, hoy recorren las nuevas generaciones con un objetivo en sus vidas, vivir en paz.

“Representa un avance significativo en términos de recuperar el territorio, que los campesinos puedan regresar a sus tierras, sabemos que una condición fundamental para que las poblaciones desplazadas regresen, es por el tema de seguridad, además del deseo propio por retornar”, explicó la directora.

País que quiere poblaciones sin miedo

Desde la Dirección de la Acción Integral contra las Minas Antipersona, del Gobierno Nacional, ha seguido de cerca este proceso en el municipio antioqueño, además de resaltar la importancia que ha tenido el desminado en el Oriente.

“Desde allí se ha avanzado de una manera muy importante, en este municipio se han destruido un total de diez minas y se han despejado cerca de 7 mil metros cuadrados de terreno, hechos que se han realizado con la organización Halo Trust”, explicó el general Rafael Colón, director de la Acción Integral contra las Minas Antipersona.

Asimismo, el funcionario destaca que conforme se vayan liberando los municipios del miedo y la zozobra por tener posiblemente una mina cerca a sus hogares, se irán abarcando más municipios de esta subregión del departamento.

“La idea es que desde el proyecto piloto que es en la vereda El Orejón, en el municipio de Briceño y las otras zonas en donde se está haciendo el desminado avancen, podamos pasar a otros municipios y hacer un trabajo más profundo en otros territorios de Antioquia”, destacó el general.

Finalmente, el proceso de desminado no solo quita las sospechas de las mismas en sus territorios, sino que elimina todo tipo de miedo y estancamiento en el desarrollo, volver a vivir tranquilos, potenciar de forma social y económica estos territorios, que de menos a más, va volviendo a tener un color verde esperanza.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario