Cayó el cabecilla de la banda “El Laberinto”, en el Oriente antioqueño

El presunto cabecilla del “Laberinto” tenía bajo su mando a 50 personas, casi la mitad son menores de edad.

captura_laberinto_banda
Durante las capturas fueron incautadas drogas, dinero, armas y libros de contabilidad, entre otros. Foto: CORTESÍA.

En las últimas horas, las autoridades de la Policía propinaron un duro golpe contra la banda “El Laberinto”, estructura criminal que delinque en varios municipios del Oriente antioqueño, tras capturar al presunto cabecilla, al segundo al mando, a una mujer y a una menor de edad.

De acuerdo con la información suministrada por Policía Antioquia, mediante orden de allanamiento capturaron a alias “Chiqui” de 29 años, cabecilla de esta banda; alias “Beto” de 22 años, segundo al mando; alias “Steisy” de 29 años, esposa del cabecilla; y alias “Luisa” de 17 años.

Asimismo, fueron incautadas 1.100 dosis de perico, 1.300 de bazuco y 182 de marihuana, además de una arma de fuego tipo pistola, calibre 9 milímetros, así como 113 cartuchos para la misma, una granada de mano, tres computadores, agendas de contabilidad, equipos de comunicación, más de cinco millones de pesos producto de la venta de estupefacientes y una caja de licor adulterado.

“El cabecilla tiene en su estructura a más de 50 hombres en diferentes barrios del municipio de Rionegro, dentro de estos miembros podemos decir que el 40% de la banda son menores de edad, que se dedicaban a la distribución de la droga en la subregión del departamento”, explicó el Coronel Wilson Pardo, comandante de la Policía Antioquia.

De igual manera, las autoridades confirmaron mediante seguimientos e investigaciones que esta banda generaba  ganancias  de 210 millones de pesos mensuales y afectaba la seguridad ciudadana en  los sectores populares.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario