Un menor de edad resultó herido en medio de combates contra el Eln en Chocó

En las mismas operaciones fue dado de baja alias “Walter”, segundo cabecilla del frente Manuel Hernández El Boche  del Eln y uno de los líderes “más visibles y sanguinarios” del Chocó.

cirugia_niño_feliz6
El joven fue atendido en un hospital de Quibdó. Foto: ARCHIVO.

Un niño menor de edad resultó herido en medio de combates entre el Ejército Nacional y el Eln en zona rural del municipio de Lloró, Chocó. Se espera que durante el transcurso de este martes 19 de julio el menor de edad sea dado de alta.

De acuerdo con informaciones de la Séptima División del Ejército, el hecho se registró el pasado domingo 17 de julio en el sector de Chiriquí, lugar en donde se presentaron operaciones militares contra el Frente Manuel Hernández El Boche del ELN, acción en el que fue dado de baja su segundo cabecilla.

Sin embargo, en el cruce de disparos resultó herido el menor de edad, razón por el cual fue trasladado por enfermeros de combate que lo evacuaron en un helicóptero hacia el Hospital de San Francisco de Asís, en la capital del departamento.

“El caso fue puesto en conocimiento del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, así como de las autoridades judiciales competentes, para que se adelanten las investigaciones a que haya lugar y se logre el esclarecimiento de lo ocurrido”, declaró la Fuerza de Tarea Conjunta Titán mediante comunicado.

Sobre la neutralización del segundo cabecilla de este frente, el Ejército informó que se trataba de alias Marcos o Walter, llevaba 12 años en las filas en el ELN, era el encargado de las finanzas del frente, la extorsión y secuestro de los pobladores de la región.

Según testimonios de fuentes militares, este hombre tenía gran relevancia en el grupo guerrillero por ser uno de los cabecillas más “visibles y sanguinarios” en el departamento del Chocó.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario