Dos mujeres murieron a manos de sus exparejas en Concordia y Amalfi

En el primer caso  de Concordia, el victimario llamó a la madre de su expareja para decirle donde la había asesinado y en el segundo ocurrido en Amalfi, el agresor cometió suicidio.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

En Antioquia no frenan los homicidios de mujeres por temas pasionales, esta vez dos féminas fueron asesinadas este miércoles 6 de octubre en los municipios de Concordia y Amalfi. Al parecer, las dos murieron a manos de sus exparejas.

El primer caso se presentó en zona rural de la vereda la Gurria, en el municipio de Amalfi, donde Yomaira Alejandra Moñeton Álvarez de 27 años, fue asesinada con arma blanca.

La mujer que se encontraba desaparecida desde el 3 de octubre de este año fue encontrada por uniformados de la Policía en una zona boscosa. Allí, los forenses observaron múltiples hematomas y laceraciones en el rostro.

Según información de la madre de la víctima, ella había sido citada por su excompañero sentimental quien habría comunicado sobre la ubicación del cadáver y argumentación de haberle causado la muerte y huir.

El segundo caso se reportó en el barrio Hoyo Caliente del municipio de Concordia, donde fue atacada con arma de fuego Patricia Castrillón Arenas de 24 años.

De acuerdo con el reporte oficial, la mujer fue asesinada por Luis Carlos Guerra Ruiz de 27 años, excompañero sentimental de la víctima quien cometió suicidio luego de haber realizado la acción.

Luego de la inspección técnica a los cuerpos sin vida, las autoridades recuperaron un arma de fuego tipo pistola, calibre 22, con 01 proveedor y 04 cartuchos.

Estos homicidios ocurren después de las muertes de Ana Milena Velásquez Zapata en Fredonia y Jenny Marcela Estrada en Sonsón, quienes también murieron presuntamente a manos de sus ex y compañeros sentimentales. 

Lea también 

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario