Ciudadano ruso fue sorprendido con droga en aeropuerto de Rionegro

Las autoridades tratan de establecer si el ciudadano ruso hace parte de la mafia Tambovskaya, organización que pretende extender sus acciones en Europa y América.

captura_ruso

Mediante trabajos de perfiladores de la Policía Nacional capturaron en las últimas horas a un ciudadano ruso, que pretendía viajar a la ciudad de Moscú desde el aeropuerto de Rionegro, con clorhidrato de cocaína, que estaba camuflado en su equipaje.

Según informe preliminar de las autoridades, el ciudadano Andrei Ermakov de 37 años de edad y natural de Moscú, se encontraba algo inquieto en la terminal aérea antes de su vuelo, razón por la cual fue abordado por los oficiales, quienes inicialmente iban a verificar si estaba bien de salud.

No obstante, al ver la actitud sospechosa del extranjero, procedieron a solicitar su equipaje, el cual se encontraba embarcado en la zona de bodega y que fue inspeccionada por caninos antidrogas, que dieron la alerta al olfatear la maleta.

“Este hombre pretendía viajar a la ciudad de Moscú, haciendo escala en Panamá, mediante la perfilación realizada por nuestros policías, al observar y al inspeccionar el equipaje encontraron una sustancia extraña la cual al aplicarse la prueba preliminar, arroja positivo para clorhidrato de cocaína”, explicó el Coronel Julio Triana jefe control Aeroportuario en Colombia.

El oficial añadió que en total se hallaron 8,5 kilos de alcaloide, que estaban camuflados en una modalidad de encauchetado, consistente en un tratamiento químico que moldea y reemplaza las paredes del equipaje original por droga.

Las autoridades tratan de establecer si el ciudadano capturado hace parte de la mafia Tambovskaya que viene ampliando sus tentáculos criminales no solo por Europa si no también en América.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario