Incendio destruyó cuatro viviendas en barrio periférico de Bello

Las familias damnificadas por este incendio perdieron todas sus pertenencias.

incendio_viviendas_bello

Un total de 21 personas, doce de ellas menores de edad, resultaron damnificadas por un incendio estructural que se registró en la madrugada de este lunes 15 de mayo en el barrio Nueva Jerusalem, donde cuatro viviendas fueron consumidas por las llamas.

A las 5:00 de la mañana de este lunes se reportó una grave emergencia por cuenta de una conflagración en este barrio del municipio de Bello, donde el Cuerpo de Bomberos se dirigió para poder controlar la situación y evitar que se expandieran las llamas.

Según el primer reporte entregado por la Alcaldía de Bello, el incendio dejó en cenizas a cuatro viviendas pero no se registraron personas lesionadas.

Asimismo, las autoridades hicieron un censo y determinaron que fueron damnificados 12 menores de edad, ocho adultos y un adulto mayor, quienes son atendidos por un grupo interdisciplinario de profesionales para brindar orientación a las familias y hacer seguimiento al estado de salud de los lesionados.

“Yo estaba durmiendo cuando a las 5:00 sentí una explosión, salí preocupado y vi una llama grande, ahí fue cuando empecé a pedir auxilio y por fortuna los vecinos ayudamos a sacar a una señora y a su bebé y despertamos a las demás personas”, señaló Andrés Fernando Pérez.

Por su parte, Leidy Johana Duque hizo un llamado a la ciudadanía para que ayuden de alguna forma a las familias que perdieron todas sus pertenencias en este incendio.

“Ellos quedaron totalmente en la calle, actualmente necesitan ropa porque tienen niños y camas, cobijas, víveres, elementos que perdieron durante este incendio, no tienen ni pañales para los bebés”, declaró la mujer.

Ante esta situación, la administración Municipal anunció una categorización de las afectaciones a personas e inmuebles producidas por la conflagración, para brindar las ayudas humanitarias necesarias.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario