Una persona murió por el desprendimiento de una roca en la vía Andes – Jardín

El accidente en el que una persona murió y otra quedó herida, se presentó mientras se trasladaban en taxi por carretera de Andes hacia Jardín y una roca cayó desde la montaña.

Foto: CORTESÍA.

En la mañana de este sábado, 4 de noviembre, se registró un grave accidente en la vía que conduce de Andes a Jardín, suroeste antioqueño, cuando una roca se desprendió desde la ladera de una montaña, cayendo sobre un vehículo de servicio público (taxi), en el que se movilizaban dos personas, una de ellas falleció y la otra resultó herida.

El taxi, que según las primera informaciones entregadas por las Autoridades pertenece a la empresa Suroeste, al parecer trasladaba unas personas que justamente iban camino a hacer la exhumación de los restos de un familiar.

El copiloto fue quien perdió la vida, mientras que el conductor del vehículo resultó herido y recibió ayuda por parte de personal que lo trasladó hasta un centro asistencial para recibir atención médica.

“El conductor quedó con lesiones como cortadas en el rostro y un golpe en la cabeza, sólo hubo una víctima que es un comerciante de Andes (…) Ese es un terreno en donde, al parecer, muy frecuentemente han habido desprendimientos de roca. A veces, por las fuertes precipitaciones que se presentan, se pueden dar problemas con estas rocas”, informó el capitán Gonzalo Correa, comandante del Cuerpo de Bomberos del municipio de Andes.

Aunque este caso fue calificado como algo fortuito, las Autoridades de carretera hacen énfasis en tener precaución en la vía y consultar el estado previo a manejar.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario