Consumiendo alucinógenos fue capturado el hombre que asesinó a la niña de Amagá

Este hombre, identificado como Juan Diego Martínez Zapata, es señalado de intentar violar y asesinar a una niña de 13 años en Amagá.

Fotos: CORTESÍA.

Después de un trabajo conjunto de la Fiscalía, la Gobernación de Antioquia y la Policía, se logró la captura de Juan Diego Martínez Zapata, el joven de 18 años que este martes asesinó en Amagá a Luisa Fernanda Mejía, un menor de edad de sólo 13 años.

El presunto responsable, quien recientemente había cumplido 18 años y ya tenía antecedentes por tráfico de estupefacientes y porte ilegal de armas, había escapado hacía Medellín, pero el pronto accionar de las Autoridades permitió su captura.

“Cuando se capturó al individuo estaba consumiendo alucinógenos y empezó la huida, pero se capturó y como tenía heridas en los brazos fue llevado hasta un centro asistencial”, informó el coronel Carlos Mauricio Sierra Niño, comandante de Policía Antioquia.

El Comandante también informó que según lo recopilado por fuentes de las unidades de Inteligencia y Sijin, este individuo pretendía a esta menor, pero ella no le prestó atención, ante lo que él se habría obsesionado. “Él entró por la parte trasera de la casa, cuando quería acceder carnalmente a la menor, ella empezó a gritar, entró la mamá y les ocasionó múltiples heridas”.

La mamá de la menor quedó con 14 heridas, pero con vida, siendo valorada en un centro asistencial de Medellín. El reporte de los médicos es que está en estado de observación pero estable y además fue quien ayudó a la identificación del sujeto.

En lo que va del año, en Antioquia se han asesinado a cerca de 150 mujeres y de estos casos, tres se dieron en las últimas horas en municipios del Suroeste.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario