La Biblioteca Nacional rescató escritos históricos con relatos sobre el Nevado del Ruíz

Los textos detallan, además, los relatos de las erupciones presentadas en 1625 y en 1845.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Luego de 30 años de la tragedia que sepultó al municipio de Armero, Tolima, tras la erupción del volcán Nevado del Ruíz, la Biblioteca Nacional confirmó que fueron rescatados algunos documentos que contienen historia sobre el volcán y que son de suma importancia para el estudio y conocimiento sobre el mismo.

“Ahora que han pasado 30 años desde la última erupción del volcán, hacemos un alto en este espacio para recordar a las personas que fallecieron ese aciago 13 de noviembre y volvemos los ojos sobre las páginas que nos han narrado la historia para recordarnos también la fuerza y la contingencia de la naturaleza”, afirmó la biblioteca a través de un comunicado.

La documentación, fue puesta a disposición de los visitantes de la biblioteca a través del proyecto “La pieza del mes”, una idea planteada con el fin de rescatar aquellos tesoros olvidados por el paso de los años y ponerlos a disposición del público en versión digital y que en este caso trae archivos históricos con relatos sobre las erupciones del volcán.

El coordinador del Área de Colecciones de la Biblioteca Nacional, Camilo Páez, resaltó que entre los escritos seleccionados se encuentra un pasaje que lleva por nombre: Noticias historiales de tierra firme en las Indias occidentales, que fue escrito en 1625 por el Padre Fray Pedro Simón, en la que se describe una primera erupción que tuvo lugar el 12 de marzo de 1595.

Los textos, además, relatan las erupciones de 1845 y 1985, tras la cual fue borrado del mapa el municipio de Armero, luego de una avalancha de lodo que bajó desde las colinas del volcán.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario