El Valle del Aburrá y la riqueza cultural e histórica que albergan sus iglesias

Dentro del área metropolitana del Valle del Aburrá hay iglesias que se caracterizan por su importancia cultural e histórica para el país.

Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Iglesia San José de El Poblado. Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR

Las iglesias, además de ser lugares de peregrinación y encuentro con la religión católica, albergan tesoros culturales que son parte de la historia y riqueza cultural de las ciudades y la Iglesia Católica en general.

En en el Valle de Aburrá son varias las iglesias que cuentan con objetos ricos en historia o que son, en sí mismas, parte de la riqueza cultural del departamento y del país.

EL PALPITAR hizo un recuento de algunas de esas parroquias que hacen parte del tesoro cultural de Antioquia.

Iglesia El Calvario

Sig Ant

Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Iglesia El Calvario, Campo Valdés. Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
La Iglesia El Calvario es una de las preferidas por los meddellinses. Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Las imágenes religiosas son parte del patrimonio de los templos. Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.

Sig Ant

Está ubicada en el barrio Campo Valdés, de Medellín. En 1935, año en que fue creado el barrio, el territorio sólo contaba con una capilla provisional, hecha en madera y con techo de paja.

La donación de 50 mil pesos de la época, a cargo de Carlos Peláez, permitió dar inicio a la construcción de la Parroquia El Calvario, con un diseño inspirado en las dos torres que originalmente tenía la Catedral Metropolitana de Medellín.  

La arquitectura de la parroquia está inspirada en la románica, que se caracteriza por su belleza y solidez, permitiendo que la construcción perdure hasta la época actual. Por eso, la iglesia de El Calvario es considerada un Patrimonio Cultural de la Humanidad.  

Iglesia de Santa Gertrudis

Sig Ant

Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Iglesia Santa Gertrudis. Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Los feligreses de este sector  se reúnen en este templo para conmemorar la Santa Misa. Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Estas son algunas de las riquezas que alberga la Iglesia Santa Gertrudis. Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.

Sig Ant

Este templo está ubicado en el parque principal de Envigado y cuenta con una arquitectura neorrenacentista, de estilo greco-romano. Su construcción finalizó en 1897.

Es considerado el templo más representativo del municipio envigadeño y entre 2001 y 2006 pasó por un proceso de restauración.

Dentro del templo se conservan varias riquezas artísticas y joyas culturales consideradas de gran belleza y estética. El altar mayor, el sagrario y el púlpito fueron tallados a mano por Álvaro Carvajal, Manuel Montoya Escobar, Rosendo Muñoz y Alejo Vieco. Las estaciones del Viacrucis fueron pintadas por el maestro Ortiz y sus marcos y el Santo Sepulcro fueron construidos por Simón Caballero.

Desde la inauguración de la iglesia, cuatro campanas adornaban el templo, hoy, las dos pequeñas prestan servicio en la capilla de un asilo de ancianos. La campana mayor fue quebrada en el repique de celebración del final de la guerra civil en 1885, pero luego fue reconstruida. Actualmente en estas campanas reza la inscripción: “Soy de la patrona Santa Gertrudis”.

El armonio de la iglesia, inaugurado en 1909 fue construido en Barcelona y traído a Colombia por el Padre Mejía. Su sonido se considera uno de los más bellos del país.

Iglesia San José de El Poblado

Sig Ant

Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Iglesia San José de El Poblado. Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.

Sig Ant

La iglesia, ubicada en el barrio El Poblado de Medellín, fue construida en la segunda mitad de 1800, por el arquitecto Horacio Mario Rodríguez Márquez, y abierta al público en 1876.

El altar central y el púlpito de la iglesia fueron construidos por el arquitecto belga Agustín Goovaerts.

Cuenta con un órgano electrónico y tubular, construido por la casa italiana Tamburini y los vitrales de las ventanas fueron hechos en Cali.

En los años 80, sacerdotes de diócesis italianas de Génova y Chiavari financiaron el costo de la restauración del templo, que se encontraba notablemente deteriorado.  

Catedral Basílica Metropolitana

Sig Ant

Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.
Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR
Catedral Basílica Metropolitana. Foto: Dúber Cano / EL PALPITAR.

Sig Ant

Ubicada en el centro de Medellín, en el Parque Bolívar, es el principal templo de la Arquidiócesis de Medellín y sede del Arzobispo. En 1948 le fue concedido el título litúrgico de Basílica Menor, otorgado por Pío XII por breve apostólico.

El templo fue diseñado por el arquitecto francés Charles Émile Carré en un estilo neorromántico. Para su construcción se utilizaron aproximadamente 1.120.000 ladrillos de 8 decímetros cúbicos cada uno.

El 12 de marzo de 1982 fue declarada Monumento Nacional de Colombia, gracias a su riqueza arquitectónica y su alto valor histórico.

La iglesia cuenta, además, con un museo de arte religioso que tiene una colección de alrededor de 40 obras pictóricas y 15 obras escultóricas, todas de los siglos XVII, XVIII y XIX.

En 1932, la Arquidiócesis ordenó adquirir un órgano tubular para la catedral y, con un costo de 25 mil dólares de esa época, se encargó su elaboración a la empresa E.F. Walcker & Cie.,Ludwigsburg, de Alemania.

El 25 de marzo de 1933 llegaron a Medellín 24 cajas, de aproximadamente 1600 kilos cada una, que contenían el gran órgano de la catedral. El 12 de agosto de 1933 el Arzobispo Manuel José Caycedo bendijo el órgano y el alemán Alfonso Maerz dio un concierto allí.

El órgano de la catedral es considerado patrimonio para los alemanes, por ser uno de los pocos construidos antes de la Segunda Guerra Mundial y que aún se conserva.

Otros elementos que se destacan dentro de la iglesia son: El púlpito, construido en 1930 por Giovanni Buscaglione; las pilas de agua bendita, colocadas en 1940 siendo copias de las de la Basílica de San Pedro de Roma; el Viacrucis, cuyas estaciones fueron hechas de mosaicos venecianos, con marcos de mármol, en 1937, por  U. Luisi y Cia; y las campanas, que fueron parte de la donación hecha por Pablo Tobón Uribe y fueron fundidas en Alemania en 1952.

Antioquia es un territorio en el que el catolicismo se ha extendido y ha cobrado gran importancia. Por eso, el Valle de Aburrá cuenta con parroquias que, con sus elementos, se han convertido en patrimonio cultural de la ciudad. Cada Semana Santa, esas parroquias son protagonistas de la conmemoración de la pasión de cristo y con el tiempo siguen albergando a cientos de feligreses que cada año llegan atraídos por la belleza de las mismas.

Acerca de Andrea Rojas

Andrea Rojas
Lectora, cinéfila y cafeinómana compulsiva. Creo en el periodismo y el rap bien hechos. Conocí el amor cuando fui a la tribuna Norte y cuando empecé a escribir.

Deja un comentario