Fotos: Para que se antoje, esto es un adelantado de lo que verá en Van Gogh Alive

Van Gogh Alive llegó por primera vez a Colombia, exactamente a Medellín, en donde estará aproximadamente un mes y medio, antes de partir a Bogotá y Cali. 

Sig Ant

Van-Gogh-Alive (10)
Fotos: Andrea Rojas.

Van-Gogh-Alive (11)

Van-Gogh-Alive (9)

Van-Gogh-Alive (7)

Van-Gogh-Alive (6)

Van-Gogh-Alive (5)

Van-Gogh-Alive (4)

Van-Gogh-Alive (3)

Van-Gogh-Alive (2)

Van-Gogh-Alive (1)

Sig Ant

Sólo ver el espacio desde afuera es prometedor, la Caja de Madera de Plaza Mayor en completa oscuridad invita a sumergirse en un mundo aparte y dejar atrás el ruido de los carros o la contaminación que se ha vuelto cotidiana en la vida citadina. Van Gogh Alive es un espacio para recorrer la obra de uno de los artistas más importantes que ha tenido el mundo, a través de los sentidos.

Entrar, recibir un girasol, esos que Vincent Van Gogh adoró y proclamaba como suyos, además de leer la siguiente frase: “Para trabajar bien, uno debe comer bien, tener una buena casa, tener una aventura de vez en cuando, fumar de su pipa y beber el café en paz”, son motivos suficientes para empezar a despejar la mente y ponerse en modo alive.

Luego, un espacio muy común con un poco más de información y similar a lo que normalmente se aprecia en las galerías de arte y museos, es la antesala al viaje que sería el plato fuerte, una sala con pantallas gigantes que relatan la obra del pintor a través de sus diferentes etapas de vida y emociones, acompañado de melodías sinfónicas. Incluso, una versión de Chandelier, suena de fondo en esta experiencia.

“La gente pueda vivir lo que antiguamente llamábamos monótono, vivir una galería de arte y un museo de una forma dinámica, donde todos los sentidos se abre de una forma multisensorial con la música, los colores; tener un espacio donde te rodea el arte de Van Gogh hace que te sientas de otra forma, que te sientas dentro de este cuadro”, afirmó Francisco Goñi, representante de Grande Exhibitions para América Latina, en entrevista con El Palpitar.

Van Gogh Alive es una obra itinerante que viaja por el mundo, la cual tuvo un proceso de curaduría de dos años, tiempo en el que se digitalizó toda la obra del artista, es decir, más de 1000 dibujos y 900 pinturas. La exposición ha pasado por 23 ciudades del mundo, en países como China, Malasia, Rusia, Turquía, Israel, Alemania, Italia, Chile, Estados Unidos y ahora Colombia, donde visitará Medellín, Bogotá y Cali, esperando impactar a, por lo menos, 300.000 personas.

La Caja de Madera está cubierta con pantallas gigantes llenas de arte, e incluso, proyecciones en el piso para hacer que la experiencia sea más real, lo que demanda una tecnología de alta calidad. “Se desarrolló en un servidor de tecnología propio, que se llama Sensory4, para plasmar una historia cinematográfica. Tenemos cinco kilómetro de cableados, 40 proyectores, más de 28 pantallas distribuidas en el suelo y en altura, para generar la experiencia”, explicó Goñi.

Así las cosas, este es un pequeño adelanto de lo que podrá experimentar si decide vivir la experiencia Van Gogh Alive, que en Medellín permanecerá hasta el 28 de junio y a la que se podrá acceder comprando las entradas en Tu Boleta. Más información en: www.vangoghcolombia.com.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario