Un espectáculo de Ensueño llega este viernes al Teatro Pablo Tobón Uribe

Colombia Tierra de Ensueño es un recorrido musical y dancístico por la historia del país.

Foto: EL PALPITAR.
Foto: EL PALPITAR.

Un show de baile, color y ritmos representativos de Colombia serán protagonistas en una noche de ensueño en el Teatro Pablo Tobón Uribe, de la mano de la academia de baile 8T Arts. Un recorrido por Colombia, sus ritmos, su baile, sus colores y sus cantos hacen parte de este imperdible espectáculo que será exhibido este viernes, 15 de julio.

Colombia Tierra de Ensueño es un recorrido por la mayoría de regiones de nuestro país, porque culturalmente somos tan ricos y tan diversos que es imposible plasmar todo eso en un mismo escenario, entonces intentamos rescatar los más representativos y con los que más nos identificamos también nosotros como bailarines”, contó Valentina Restrepo, integrante del grupo, a EL PALPITAR.

Sonidos como los del cuadro andino, cuadro pacífico, currulao, moña, mapalé, la tambora, la guaneña y la infaltable cumbia, hacen parte de un repertorio que ha dejado maravillados a muchos de los que han logrado visualizar el majestuoso movimiento de los bailarines, escuchar el alegres sonido de los instrumentos y disfrutar la emotiva voz de los ritmos puestos en escena.

Pero este show también tiene cabida para esos sonidos más autóctonos, los que ya estaban inmersos en la cultura de estas tierras antes de la colonización, esos que pocos conocen y a los que este espectáculo dedicará gran parte del show.

“Digamos que nuestra coreografía más especial es una con el nombre de Ancestros que es como un homenaje a todo lo precolombino, lo que es antes de la colonia, porque todos los otros ritmos obviamente son muy colombianos, pero vienen con toda la influencia de la colonización”, mencionó Camilo Pardo, integrante de 8T Arts.

Los bailes ocurren cada uno desde espacios y situaciones muy cotidianas de las civilizaciones colombianas, por esto en Colombia Tierra de Ensueño, el recorrido musical y dancístico, tiene inmersas esas historias de cortejo, alabanza, lucha y varios significados implícitos.

Todo esto va a acompañado de vestuarios llamativos, llenos de color e identidad, lo que hace que, además de la historia y los ritmos, el público se sienta maravillado por esos vestidos y accesorios que se mueven coreográficamente con cada artista.

La belleza del show la avala la exitosa acogida que ha tenido entre el público de varias partes del mundo en donde se ha presentado esta historia musical colombiana y que ha dejado maravillado a cientos de personas, por la riqueza cultural representada.

A principios de mayo estuvimos en España y fue algo extremadamente bonito. Es increíble ver cómo en el exterior el público, como no tiene esa riqueza cultural, es maravillado con las faldas, el maquillaje o cuando pasábamos de un pasillo, que es algo muy colonial, a un mapalé, por ejemplo”, agregó Pardo.

La diversidad inmersa en la cultura colombiana hace especial este espectáculo, pero las luces, el vestuario, la escenografía, la voz de la cantante principal y la manera en que cada ritmo se conecta en un un show que lleva al espectador de la mano por cada región y época del país, hacen que Colombia Tierra de Ensueño sea un performance inolvidable.  

Y la entrega, la pasión y el amor de cada uno de los bailarines y personas que integran el show también hace que el público sienta cada minuto de un espectáculo que hace parte de eso que les acelera El Palpitar:

Camilo Pardo: “Esos momentos en los que te montas a escena y es algo indescriptible, algo que se siente en la piel”.

Valentina Restrepo: “Saber que todo el esfuerzo que pusiste en eso que te apasiona tanto también lo vio alguien más”.

Colombia Tierra de Ensueño estará presentándose este viernes 15 de julio en el Teatro Pablo Tobón Uribe, las boletas pueden conseguirse en las taquillas del teatro, por precios de 30.000 pesos. 

Acerca de Andrea Rojas

Andrea Rojas
Lectora, cinéfila y cafeinómana compulsiva. Creo en el periodismo y el rap bien hechos. Conocí el amor cuando fui a la tribuna Norte y cuando empecé a escribir.

Deja un comentario