Aunque en cuidados intensivos, Petrona Martínez se mantiene estable y sonriente

Una isquemia cerebral le causó parálisis en parte del cuerpo a Petrona Martínez, quien es atendida en Cartagena.

Petrona-Martínez

Araceli y Joselina, hijas de Petrona Martínez, informaron a la opinión pública que su madre se encuentra estable en la unidad de cuidados intensivos del hospital Bocagrande de Cartagena, en donde ha recibido visitas y, aunque aún no recupera el habla, su respuesta es con una sonrisa, esa que siempre la ha caracterizado en sus interpretaciones folclóricas.

Según las primeras informaciones sobre la salud de la cantadora de Bolívar, tuvo que ser internada de emergencia por un isquemia cerebral que le causó parálisis en parte del cuerpo y le quitó el habla. Todo sería a raíz de la hipertensión arterial que padece; además Petrona Martínez también tiene diabetes mellitus.

El coordinador médico de adultos mayores del Hospital de Bocagrande, Antonio Oyola Yepes, explicó que el diagnóstico es “de alteración del estado de conciencia asociado a emergencia hipertensiva”, por lo que es atendida con “soporte vasoactivo, monitoreo hemodinámico/neurológico continuo y manejo interdisciplinario”.

A sus 78 años, Petrona Martínez se ha consolidado como la cantadora reina del bullerengue en Colombia, haciendo populares canciones como La Vida Vale la Pena, Gavilán Negro y Las Penas Alegres, en una carrera que le ha merecido diferentes reconocimientos nacionales e internacionales, como la nominación al Grammy Latinos en dos oportunidades.

Tiene 8 álbumes de estudios, uno de ellos al lado de Totó la Momposina, con los cuales ha girado por Latinoamérica, Europa y Estados Unidos.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario