Colombia llevará 296 atletas a los Juegos Panamericanos de Toronto

El presidente, Juan Manuel Santos, entregará este miércoles 24 de junio, en la Casa de Nariño, la bandera nacional a la delegación colombiana.

Mariana_pajon_elpalpitar
Foto: Archivo

Colombia participará en los próximos Juegos Panamericanos de Toronto con una delegación de 296 atletas, en la que destacan la medallista de oro olímpico en bicicross, Mariana Pajón y la campeona mundial de salto triple Caterine Ibargüen.

Pajón, quien ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres y es múltiple campeona mundial, así como Ibargüen, medallista de plata también en Londres y quien se ha convertido en ama y señora de la Liga Diamante, son firmes candidatas para ocupar los primeros lugares en sus respectivas competencias en Toronto.

Destacan también deportistas como la luchadora Jacqueline Rentería, quien ha ganado dos medallas de bronce en los juegos Olímpicos de Pekín 2008 y Londres 2012, y la judoca Yuri Alvear, ganadora también de una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Londres, entre otras.

Los atletas colombianos participarán en 29 deportes y 40 disciplinas: arquería, atletismo, bolos, triatlón, kárate, tenis de mesa, esquí náutico, raquetbol, squash, tiro deportivo, esgrima, vela, canotaje (slalom y sprint), fútbol, rugby, tenis, gimnasia (artística, rítmica – trampolín), taekwondo y judo.

Así como en ciclismo (BMX, montaña, ruta y pista), natación (carreras, nado sincronizado, clavados), levantamiento de pesas, golf, lucha, voleibol (piso y playa), béisbol, boxeo, ecuestre (adiestramiento, concurso completo y salto) y patinaje (artístico y velocidad).

Con EFE.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía
ibarguen_premio_deporte
Foto: Archivo

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario