¡Confirmado! Víctor Ibarbo es nuevo jugador de Atlético Nacional

El tumaqueño regresa en un préstamo por seis meses.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

Este lunes, a través de sus redes sociales, Atlético Nacional confirmó la llegada de Víctor Segundo Ibarbo para reforzar al equipo Verde durante la temporada 2016, por lo menos, en el primer semestre.

El jugador, quien llega del fútbol inglés, será presentado este martes en la sede deportiva del equipo Verdolaga, junto a Daniel Londoño y Andrés Felipe Ibargüen, los otros dos refuerzos confirmados hasta el momento por el equipo que dirige Reinaldo Rueda.

La llegada de Víctor Ibarbo sería, inicialmente, en un préstamo por seis meses. Sin embargo, si el equipo propietario de sus derechos no lo requiere pasados los seis meses, el espigado mediocampista prolongará su vinculación automáticamente con el equipo Verde por seis meses más.

Durante su carrera, Ibarbo ha jugado 97 partidos con Atlético Nacional donde marcó siete goles. Por su paso en el Cagliari, donde jugó 121 partidos y marcó 15 goles, el mediocampista fue transferido a la Roma, equipo en el que jugó 13 partidos antes de seguir su carrera en el Watford de Inglaterra, donde pudo actuar en cuatro juegos.

Víctor, además, ha jugado diez partidos con la Selección Colombia, entre ellos los del Mundial de Brasil, y con la Tricolor logró un gol. Igualmente, logró el título en 2011 con el equipo Verde, cuando el equipo dirigido por Santiago Escobar derrotó por penales a La Equidad.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario