El clásico paisa se escenificará en la final del Ponyfútbol

Independiente Medellín eliminó a Juan Pablo II, mientras que Atlético Nacional dejó en el camino a Cúcuta. Ambos desde los penales.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

Atlético Nacional e independiente Medellín rivalizarán en tradicional clásico paisa, esta vez en la cancha Marte y por el título de la versión 32 del Ponyfútbol.

A primera hora, Independiente Medellín empató 0-0 con el representativo de Juan Pablo II. En este juego, los pequeños del equipo de Juan Pablo no tuvieron puntería y erraron los tres cobros que ejecutaron. Por su parte, los cobradores del equipo Rojo fueron más efectivos y acertaron en tres oportunidades, con lo que se llevaron el paso a la final con la victoria 3-0 por penales.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

Luego, el turno le correspondió a los equipos de Independiente Medellín y Patio Centro de Cúcuta. Un juego muy disputado, con pocas llegadas a gol y manejo repartido, desencadenó igualmente en un empate en cero, con lo que se debieron ir a los penales.

En los cobros los pequeños que representan al equipo Verde acertaron cuatro cobros, mientras que los de Cúcuta anotaron en una oportunidad y fallaron en otras dos, bien conjuradas por el portero verde Alejandro Hernández.

Foto: CORTESÍA
Foto: CORTESÍA

De otro lado, la final femenina será disputada por los equipos de Limonar de Cali, que venció 2-1 a las chicas de Florencia con goles de María Camila Aragón y Sophia Cristal Bonilla, por Florencia descontó Ana María Ariaa; y La Aurora II, de Bogotá, que consiguió una victoria de 2-0 ante el Inder Medellín, con goles de Gabriel Bernal Muñoz.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario