Roger Martínez clasificó a Colombia con dos “goles Olímpicos”

Después de 24 años, la Selección Colombia de fútbol clasificó a unos Juegos Olímpicos, esta vez,  a los de Brasil.

Seleccion_Sub23
Foto: CORTESÍA @ussoccer_esp.

Con dos goles del delantero cartagenero, Roger Martínez, quien fue suplente en el partido del pasado viernes en Barranquilla, la Selección Colombia Sub-23 derrotó 2-1 a su similar de Estados Unidos y se clasificó a los juegos de Río de Janeiro, a disputarse a mitad de este año.

El de la iniciativa desde un principio fue el equipo colombiano, que formó con un 4-2-2-2, esquema que le facilitó tener el control del balón durante la mayor parte del primer tiempo. Finalmente, fue Roger Martínez, atacante de Racing de Avellaneda, quien puso el 1-0 tras desviar oportunamente un remate de Andrés Felipe Roa.

Inmediatamente, Estados Unidos intentó imponer condiciones y empatar el partido para garantizar, al menos, el tiempo extra. Pero la primera mitad finalizaría con Colombia atacando y buscando ampliar la ventaja.

En el segundo tiempo, Harold Preciado salió para darle paso al defensor de Santa Fe Cristian Borja, lo cual permitió a la selección norteamericana asumir el control del partido. Así llegó el empate de Estados Unidos, tras un autogol del lateral Déiver Machado.

Pero el cartagenero volvería a hacer de las suyas, y tras una gran jugada dentro del área, definió con claridad para vencer al portero estadounidense, quien no pudo evitar el 2-1 para Colombia.

De allí en adelante, el partido pasó a ser muy disputado en mitad de cancha, lo cual fue evidente ante la expulsión del enganche norteamericano Gil, tras una agresión a Wilmar Barrios, volante del Deportes Tolima.

Con este resultado, Colombia clasificó tras 24 años a unos Juegos Olímpicos, tras haberlo conseguido en Barcelona 1992, cuando llegó como una de las favoritas, con figuras del talante de Faustino Asprilla, Jorge Bermúdez e Iván René Valenciano.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario