Nacional, a quebrar la mala racha de visitante contra el Cali en el primer paso de la final

Hasta la fecha, Atlético Nacional no ha podido salir airoso en el estadio Palmaseca de Cali por Liga.

Foto: ARCHIVO.

Atlético Nacional empezará esta noche con su sueño de la estrella 16 cuando enfrente al Deportivo Cali en el estadio de Palmaseca, en calidad de visitante, lugar donde los Verdes esperan dejar alegría a sus fieles seguidores.

El conjunto dirigido por Reinaldo Rueda tiene hambre de gloria y desquitarse con el Cali por la eliminación temprana de la Copa Libertadores, por ello, tendrá a toda su nómina plena para buscar un resultado favorable.

La única baja sensible para el Verde paisa será Daniel Bocanegra, quien fue marginado de la concentración por una leve contusión, en su lugar estaría el defensa Carlos Cuesta, quien ha cumplido los deberes a cabalidad durante los últimos partidos.

Los otros jugadores en reaparecer en la nómina viajera son Edwin Valencia y Arley Rodríguez, quienes no fueron tenidos en cuenta en la disputa sostendia ante Millonarios en el Atanasio Girardot.

Nacional tendrá un desafío grande ante el conjunto Azucarero porque en su feudo no ha podido ganar, sólo ha podido robar un empate en cinco partido, los otros cuatro salió derrotado.

No obstante, lleva la batuta del triunfo en las estadísitcas de torneos contros, teniendo 18 victorias, 14 empate y 14 derrotas, esta noche podría ser la número 19 en el historial.

Por otra parte, se recuerda la victoria de Nacional en calidad de local por la Superliga, donde pudo salir airoso en Palmaseca gracias a dos goles de Jonathan Copete.

De esta manera, el equipo paisa espera obtener el pase para dejar en el Atanasio la fiesta por la posible consecución de la estrella número 16.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario