“No se pueden prometer cosas, hay que hacerlas y listo”: Juan Manuel Lillo

Juan Manuel Lillo explicó detalles de su vinculación con Nacional y su proceso para mantener la senda de la gloria.

Lillo y su equipo con los colores de Nacional. Foto: CORTESÍA.

Juan Manuel Lillo y su cuerpo técnico ya se pusieron la casaca de Atlético Nacional y ahora empiezan el primer día al frente de un equipo que se llenó de gloria con Reinaldo Rueda durante los últimos dos años.

El técnico español tuvo sus primeros acercamientos con la prensa paisa y habló sobre sus deseos con el cuadro antioqueño, el cual tendrá la obligación de seguir manteniendo la época gloriosa del equipo.

Lillo, quien debutó en su ciudad como técnico a los 17 años, fue categórico en afirmar que sus resultados sólo será manterializado mediante los hechos, y que no se queden solo en palabras.

“A través de la palabra no hay, es a través de los hechos, porque las palabras dicen pero no hacen, no se pueden prometer cosas, hay que hacerlas y listo, entonces vamos a echar a andar”, dijo contundente el nuevo técnico español.

Asimismo, el nuevo estratega habló sin tapujos sobre su decisión de integrar el timonel Verdolaga, asegurando que su paso por Millonarios le hizo entender la importancia de Nacional en el plano nacional e internacional.

“Me sedujo totalmente el equipo, no sólo una cosa sino todo lo que tienen, primero, el haber pasado por acá me dio pie para dimensionar lo que es Nacional, segundo conocer a Pacho Maturana y tercero el tener contactos con personas cercanas al club”, destacó Lillo.

De esta manera, Lillo, su cuerpo técnico y el preparador de Arqueros René Higuita, tendrán un claro desafío al frente del equipo que tendrá la oportunidad de seguir con la estela de victorias.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario