Paolo Guerrero apeló y le devolvieron su “tiquete” para Rusia 2018

Con la ayuda de un grupo de abogados, el jugador peruano consiguió una apelación que le permitirá jugar el Mundial Rusia 2018.

Foto: CORTESÍA.

Después de la polémica generada ante la sanción que la Fifa le impuso a Paolo Guerrero por resultar positivo con cocaína en el control antidopaje de una fecha de las Eliminatorias, el jugador apeló y logró una rebaja considerable en la amonestación, lo que le significa la posibilidad de jugar con su selección Peruana el Mundial de Rusia 2018.

Un comité de abogados asumió la defensa de Paolo Guerrero y lograron que el Tribunal de Apelación de la Fifa rebajara de un año a 6 meses, la sanción que lo inhabilitaba a jugar. La pena estará hasta el 3 de mayo del 2018, justo un mes antes de que comience el Mundial, por lo que el ídolo peruano lo podrá disputar.

“La Comisión de Apelación de la Fifa, después de haber tenido en cuenta las circunstancias del caso, especialmente el grado de error del jugador, estimó que un tiempo de indisponibilidad de seis meses sería una sanción proporcionada”, indicaron los voceros de la Federación.

Este proceso estuvo liderado por el abogado español Juan de Dios Crespo, quien también asumió en su momento la defensa de Leonel Messi cuando fue suspendido por cuatro fechas y terminó pagando sólo una. En este caso, la defensa está apelando a la absolución completa de la sanción.

Cabe mencionar que Paolo Guerrero, máximo goleador y capitán de su Selección, irá por primera vez a jugar una Copa del Mundo, pues Perú llevaba más de 30 años sin un pase para el encuentro de fútbol más importante.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario