Pareja gay colombo-española emprende batalla legal por registro de matrimonio

Una batalla legal sin precedentes en Colombia es protagonizado por Julian Artacho, de origen catalán, y Julian Castro, un bogotano quienes quieren legalizar su matrimonio.

matrimonio-gay
Foto: CORTESÍA.

Una pareja de homosexuales, formada por un español y un colombiano, emprendió este jueves 14 de mayo, una batalla legal sin precedentes en Colombia después de que un notario de Bogotá negase el registro civil de su matrimonio, celebrado en Barcelona en 2013.

Se trata del primer caso presentado en Colombia de una pareja del mismo sexo casada en otro país y que haya solicitado el registro de su matrimonio, que finalmente fue denegado por el notario Guillermo Chávez, una decisión también sin precedentes.

El titular de la Notaría número 11 de esta capital impidió que culminara la gestión administrativa al alegar que no contaba con “formatos específicos para matrimonios homosexuales” y porque, según dijo, “en Colombia no está legislada esa figura”.

“No existe la legislación suficiente que me dé la posibilidad de actuar ante este registro, no hay aprobación del Congreso de la República para una reforma constitucional que permita en Colombia el matrimonio del mismo sexo“, anotó el notario, visiblemente sorprendido por el caso inédito que  le llegó en su despacho.

El español Julián Artacho, de 50 años, y el colombiano Julián Castro, de 44, solicitaron el trámite en virtud al artículo 118 de la Ley 1395/2010, que otorga a los colombianos el derecho al registro de su matrimonio cuando se celebra en el exterior.

El objetivo, afirmó Castro, era actualizar su estado civil y hacer valer sus derechos como hombre casado, tal y como los tiene en España, donde sí está legalizado el matrimonio gay.

Castro destacó que otra intención fue “crear jurisprudencia y abrir las puertas a otras parejas que quieran regularizar su matrimonio en Colombia”.

Artacho, por su lado, denunció la ambigüedad con la que actuó Chávez, pues su primera reacción fue remitirles a otra notaría, e hizo referencia a los 30 matrimonios homosexuales efectuados en Colombia por jueces y cuyos registros no están siendo aceptados en las notarías, instancias en las que delega la Registraduría Nacional del Estado Civil.

Esta situación jurídica responde a que en 2011 la Corte Constitucional dio dos años de plazo al Congreso para legislar sobre el matrimonio igualitario, de lo contrario se concedía a jueces y notarios la libertad para celebrar matrimonios homosexuales.

Pasado ese tiempo, el Congreso no ha legislado y por tanto se ha producido “un vacío legal”, advirtió el abogado de la pareja, Mauricio Albarracín.

Ante estos hechos, Artacho y Castro, acompañados por un numeroso grupo de familiares, amigos y miembros de Colombia Diversa, la asociación que defiende los derechos de los homosexuales, gays, lesbianas y transexuales, presentaron en la notaria un derecho de petición, el primer paso hacia la tutela o recurso de amparo.

La pareja “ya tiene un reconocimiento social, aquí están su familia y amigos, sólo necesitan un reconocimiento legal por los derechos y las obligaciones que otorga el matrimonio en Colombia”, matizó Albarracín.

“Lo que tenemos ahora es una batalla jurídica”, concluyó el abogado.

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario