Víctimas del conflicto en Itagüí fueron reparadas administrativamente

Según la Alcaldía, durante los últimos cuatro años se han reparado a dos mil 800 víctimas de la violencia.

victimas_itagui
Las víctimas fueron reparadas administrativamente. Foto: CORTESÍA.

Mediante la presentación de un monumento en favor de las víctimas del conflicto armado, la Alcaldía de Itagüí y la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (UARIV), confirmaron que repararon administrativamente a 179 víctimas.

Durante la noche de este jueves, las victimas que residen en el municipio de Itagüí, estuvieron presentes en un acto de reparación por parte de la Administración Municipal, por un monto que supera los mil 250 millones, como medida para mejorar sus calidades de vida.

De igual manera, se hizo un acto de memoria histórica, con la develada y entrega de un monumento en honor a las víctimas denominado “¡Ay Colombia!”, del artista Juan Carlos Velásquez, también párroco de la iglesia del barrio de El Guayabo.

“Esta obra está hecha en un árbol de guacarí, símbolo de Colombia y está dividida en tres secciones. En la primera parte está el holocausto que ha vivido el país, con cuerpos mutilados y desmembrados, después están tres chacales que representan los tres actores del conflicto armado como lo son la guerrilla, el paramilitarismo y el mismo Estado, y arriba se encuentra una representación de una paz y una justicia cansadas, un reflejo de lo que sufren la mayoría de las víctimas después de los actos de violencia”, aseguró Carlos Andrés Trujillo, alcalde de Itagüí. 

Según informaciones de la Alcaldía, durante el último cuatrenio se han reparado y apoyado a aproximadamente dos mil 800 víctimas de la violencia, por una cifra que supera los 30 mil millones de pesos.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario