Guerra contra drogas y derechos de los consumidores, en el foco de la ONU

Algunos países, como China, castigan con la pena capital cualquier delito relacionado con las drogas, como el narcotráfico. Cumbre de la ONU busca suavizar dichas políticas.

Drogas_Drogadicción
Foto: CORTESÍA.

Gobiernos de todo el mundo iniciaron esta semana la Cumbre sobre drogas en la ONU, que busca analizar la estrategia global antidrogas, en la cual podría darse un giro abrupto en la política mundial frente a las políticas con las que se tratan los delitos relacionados al consumo y distribución de estupefacientes.

Según cifras de la ONU, pese a los enormes recursos dedicados a la represión, la producción, oferta y consumo de estupefacientes a nivel mundial, continúan en aumento y este mercado mueve miles de millones de dólares, de los cuales un alto porcentaje quedan en bolsillos de organizaciones criminales de Latinoamérica, las cuales flagelan los derechos de miles de personas.

Y es que, de acuerdo con Naciones Unidas, en el mundo hay 27 millones de drogodependientes, de los cuales 12 millones usan drogas inyectables como la heroína. 

Además, cada año mueren casi 200 mil personas por el consumo de estupefacientes, en tanto que la guerra contra el narcotráfico en países como México, Colombia, Honduras y El Salvador ha dejado miles de muertos.

Asimismo, algunos países, como China o Indonesia, castigan severamente a las personas quienes trafican con alucinógenos, al punto de utilizar la pena de muerte como herramienta para combatir el narcotráfico.

“No hay evidencia alguna de que el castigo capital tenga un efecto disuasorio ante el crimen”, manifestó, en contraste, la vicepresidenta de Costa Rica, Ana Helena Chacón.

Ante la controversia, a la que se suma el aumento de cultivos ilícitos en todo el mundo (según el procurador colombiano Alejandro Ordóñez, en Colombia hay por lo menos 98 mil hectáreas de sembradíos de coca), la ONU se ha planteado incluso utilizar la legalización como herramienta que mitigue el delito.

Por tal motivo, hoy se adoptó una declaración que reconoce la autonomía de los países que deseen aplicar con mayor flexibilidad las convenciones internacionales sobre drogas, lo que abriría las puertas a un tratamiento más dócil del delito con el fin de erradicarlo.

Igualmente, será materia de análisis la salud y los derechos humanos en dichas estrategias antidrogas, pues la guerra internacional contra los carteles de narcotráfico en el mundo ha sido factor auspiciador y propiciador para infracciones graves de los derechos fundamentales de inocentes.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario