La OCDE rebajó perspectivas de crecimiento mundial para el 2016

Para 2015 Estados Unidos no se salva de una ligera corrección a la baja de sus cifras de crecimiento respecto a las presentadas en junio.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

De acuerdo con un informe revelado por la OCDE en relación con las perspectivas de crecimiento en la economía mundial para el 2016, el panorama que se presenta ligeramente a la baja durante este año se establecerá de forma algo más pronunciada durante el 2016, esto causado por  la incertidumbre en torno a una ralentización más marcada en China.

La OCDE incrementó sus estimaciones sobre la expansión de la economía estadounidense hasta el 2,4%, cuatro décimas más de lo que había avanzado en junio.

Igualmente, la entidad analizó cálculos sobre la zona euro a la que incrementó hasta el 1,6% gracias a la evolución más favorable en algunos de los países que más sufrieron la crisis financiera.

De acuerdo con los datos revelados, para 2015 Estados Unidos no se salva de una ligera corrección a la baja de sus cifras de crecimiento respecto a las presentadas en junio y menos todavía la zona euro, que tendrá que conformarse con un 1,9 %.

Si esa desaceleración fuera más pronunciada y acompañada de turbulencias financieras, podría tener repercusiones sobre la economía global.

En Suramérica, la OCDE entregó cifras de Brasil, país para el que los autores del informe prevén un descalabro del PIB del 2,8% en 2015, es decir, dos puntos de descenso más de lo estimado.

Los retos para la economía mundial y la búsqueda de un equilibrio, están marcados por saber si China pueda lograr conservar tasas de crecimiento que le permitan absorber recursos. Igualmente, los expertos estiman saber si la Reserva Federal de Estados Unidos puede establecer el calendario adecuado para una subida de tipos de interés y si en la zona euro los expertos encuentran la forma de progresar más en el saneamiento de los créditos dudosos.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario