Fitch Ratings ratificó las calificaciones “BBB+” y “AAA” de EPM

El informe de Fitch Ratings destaca las operaciones de EPM en otros países de Latinoamérica como Guatemala, El Salvador y Panamá.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

EPM mantuvo, por segundo año consecutivo, su calificación internacional de inversión “BBB+”, con perspectiva estable, otorgada por la firma calificadora de riesgos Fitch Ratings, que fue elevada a finales del año pasado de “BBB” a “BBB +”, por su sólido perfil financiero y bajo perfil de riesgo.

“(EPM es) Una de las mayores generadoras de electricidad en Colombia, concentrando cerca del 23% de la capacidad instalada del país, que con su negocio de distribución de electricidad atiende a 5,6 millones de suscriptores en seis departamentos de Colombia”, resalta la calificadora de riesgos en su informe.

Asimismo, el informe de Fitch Ratings destaca las operaciones de EPM en otros países de Latinoamérica como Guatemala, El Salvador y Panamá, donde atiende a más de un millón de personas.

La calificación aplica para las emisiones internacionales de bonos vigentes por 500 millones de dólares, con vencimiento en 2019; por un billón 250 mil millones de pesos, con vencimiento en 2021; y por 965 mil 745 millones de pesos, con vencimiento en 2024.

Igualmente, la firma ratificó la calificación nacional “AAA” otorgada a la capacidad de pago de EPM a nivel nacional, así como a su programa de emisión de bonos en pesos por 4.5 billones.

El informe, a su vez, resalta el bajo perfil de riesgo de negocio de la empresa que deriva de su diversificación operativa como proveedor de servicios públicos. De igual forma, Fitch Ratings destaca la solidez de los indicadores crediticios de EPM, así como la moderada exposición al riesgo regulatorio.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario