Medellín, 4.2 billones de razones que se dispusieron para 2016

No sólo preocupa la continuidad de algunas obras, sino la ejecución de proyectos prioritarios con dineros adjudicados a otros rubros.

Panoramica_Medellin_El_Palpitar
Foto: EL PALPITAR.

Medellín es una ciudad que avanza buscando siempre estar en la cumbre de las más importantes, innovadoras y revolucionarias urbes en el mundo. Más que la capital de Antioquia, es un centro de acopio mundial de conocimiento, investigación, ciencias, desarrollo e innovación.

Para seguir avanzando, la ciudad requiere invertir en ciertos rubros que deben ser mantenidos en lo más alto y destinar recursos para los que aún deben trabajar en mejoramiento, infraestructura y metodologías.

En ese sentido va el presupuesto para la ciudad en el 2016: 4.2 billones de pesos de presupuesto general de los cuales 3.8 corresponden al presupuesto municipal, y que destinará el 79 por ciento de este monto para inversión social, campo al que se le incrementó el 3.5% en relación con el presupuesto de este año.

“A la educación se destinará el mayor porcentaje de los recursos, el 36%, sector en el cual se halla incluida la respectiva Vicealcaldía de Educación, Cultura, Participación, Recreación y Deporte”, destacó la secretaria de Hacienda, Luz Elena Gaviria López.

Por su parte, del monto del presupuesto, el 22% se dirigirá a la Vicealcaldía de Salud, Inclusión Social y Familia, y un 14% estará enfocado en la Vicealcaldía de Infraestructura. Así, los rubros más destacados en inversión serán:

– Educación: 808 mil 606 millones.

– Salud: 457 mil 956 millones.

– Infraestructura física: 222 mil 946 millones.

– Inclusión social: 176 mil 990 millones.

“En este presupuesto están contemplados los recursos para la continuidad de las grandes obras de la ciudad (…) con proyectos como la terminación de las Unidades de Vida Articulada-UVA y el proyecto Parques del Río, en sus etapas A y B, que quedarán financiados en el Fondo Ciudad para la Vida”, ratificó Hacienda.

Grandes obras

UVA La Esperanza
UVA La Esperanza. Foto: EL PALPITAR.

Si bien la ciudad avanzó en estos cuatro años en obras como las UVA, mega colegios, el Puente Madre Laura y el comienzo de Parques del Río, algunos Concejales consideran importante lo que se hizo y falta terminar de este cuatrienio, para analizar si lo aprobado puede ser ejecutado y abarcado dentro del nuevo presupuesto.

“Es primordial concluir asuntos de la actual Administración, revisar los programas y proyectos en los que hay desfinanciación y examinar hasta dónde este presupuesto puede sostener las propuestas que el Concejo ha aprobado en este cuatrienio”, destacó el concejal Luis Bernardo Vélez.

En este sentido, algunos de los proyectos que se ejecutan en la actualidad, están siendo financiados con recursos aprobados bajo la modalidad de vigencias futuras, es decir, son rubros que requerirán inyección de recursos correspondientes al presupuesto de 2016 o de otros años, como las obras de reparación del Parque Biblioteca España.

“Medellín es una ciudad que necesita dinero para obras como el Tranvía de la 80, el cable de El Picacho y terminar otras que se están ejecutando y son de vital importancia; en ese sentido necesitamos del apoyo del Gobierno Nacional con dineros que ya fueron hablados y que hasta ahora no llegan. Fueron 80 mil millones hablados con el Ministerio de Hacienda, para el Tranvía, que aún no llegan”, afirmó el alcalde electo, Federico Gutiérrez.

En este sentido, además, el concejal Bernardo Guerra, afirmó que en Medellín y desde el Concejo, deben ser muy cuidadosos a lo que se está terminando porque Medellín cada día ratifica más su viabilidad y es una ciudad sostenible en materia financiera.

Sin embargo, enfatizó en que “debe quedar clara la manera como se va a monitorear y controlar la construcción en la ciudad”, esto en la misma ruta planteada por el concejal Luis Bernardo Vélez, al afirmar que es importante la vigilancia sobe lo que se aprueba y ejecuta.

Parques del Río

Parques del Río. Foto: ARCHIVO
Así quedará Parques del Río. Foto: CORTESÍA.

Si bien el Alcalde electo nunca ha sido renuente a una obra como Parques del Río en el sentido social y de espacios para la comunidad, espacios públicos de calidad, Federico Gutiérrez si ha cuestionado el tema financiero de la obra.

“Aquí la gran duda es el tema de costos, el tema de si es o no prioritario, y el tema también de la planeación. Lo primero es si estamos seguros de que los costos definidos inicialmente van a ser los costos finales”, afirmó Gutiérrez poniendo en consideración lo que sobe la obra siempre ha cuestionado.

Y es que, hasta ahora, la primera fase que se ejecuta de Parques del Río fue estimada en once meses de ejecución por un valor de 161 mil millones de pesos.

Sin embargo, queda pendiente para este fin de año que se sean aprobados los recursos para la ejecución del tramo 1B, que comenzaría en marzo de 2016, con una inyección presupuestal inicial de 184 mil millones de pesos para ser ejecutada, inicialmente, en 22 meses y se extiende desde la estación Industriales del Metro al puente Horacio Toro.

“Estamos hablando de un proyecto que no deben ser de cuatro billones de pesos, por ahí pasan. Que no son once años, por ahí pasan. Casi que nos vamos a dedica a decir que el proyecto de acá a las próximas tres administraciones casi que todos los recursos deben ir a Parques del Río, ese es el tema de fondo”, afirmó Gutiérrez Zuluaga.

Quedará, entonces, a la nueva Administración la oportunidad de priorizar obras con un presupuesto que ya tendría una parte adjudicada, e insistir ante la Nación por dineros para las obras del Occidente y Noroccidente la ciudad (Tranvía y Cable aéreo).

Además, será prioridad de la nueva Alcaldía avanzar en los proyectos urbanos de integración y la implementación de los programas y herramientas del Nuevo Plan de Ordenamiento Territorial –POT-.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario