Icontec certificó a Itagüí con altos estándares de calidad educativa

Desde 2012, se invirtieron 330 mil millones de pesos en temas educativos, entre programas e infraestructura educativa.

Megacolegio_Itagüí
Megacolegio Isolda Echavarría, un escenario educativo con menos de cuatro meses de inaugurado. Foto: ARCHIVO.

El Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación -Icontec- reconoció al municipio de Itagüí por sus prácticas educativas con un certificado de alta calidad, para la satisfacción y provecho de los cerca de 37 mil estudiantes del sistema oficial de dicha ciudad.

Hace unos meses, el Ministerio de Educación había declarado a la municipalidad un territorio libre de analfabetismo y certificado la totalidad de las instituciones educativas oficiales certificados en calidad.

Además, reconoció que Itagúí había desarrollado una serie de programas con alta carga innovadores, como el Plan Digital TESO, que en asocio con la Universidad Eafit permite el uso y apropiación de las tecnologías de la información y las comunicaciones en las aulas. Dicho programa fue replicado por la ministra de Educación, Gina Parody, en cerca de 500 colegios públicos del país.

De acuerdo con Lucas Espinosa, subsecretario de Infraestructura de Itagüí y quien ha seguido de cerca las obras de megacolegios e instituciones educativas en el municipio, “son más de cien mil millones de pesos los que ha invertido la presente Administración Municipal en temas de infraestructura en educación”.

Además, según la Administración Municipal, “la oferta de cupos escolares supera la demanda”; la construcción de siete megacolegios durante el cuatrienio favoreció este fenómeno.

Además, se destaca la entrega de uniformes, kits escolares y refrigerios a los cerca de 37 mil estudiantes del sistema oficial del municipio, muchos de ellos de escasos recursos.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario