Quienes traten de evitar la justicia pagarán hasta 60 años de cárcel: Santos

Santos reafirmó que los militares que hayan faltado a las normas durante el conflicto, también serán cobijados con la Justicia Transicional. 

Foto: Archivo
Foto: Archivo

En entrevista con la agencia de noticias Reuters, el presidente, Juan Manuel Santos, ratificó los puntos esenciales que fueron establecidos en el acuerdo de Justicia Transicional firmado con las Farc, y afirmó que los guerrilleros que sean sentenciados tendrían una efectiva restricción de la libertad

Igualmente, Santos puso de manifiesto que aquellos que traten de evitar la justicia pagarán hasta 60 años de cárcel, mientras que quienes se sometan al Sistema de Justicia Transicional, pero no digan la verdad, pagarían 20 años de prisión en centros de reclusión ordinarios. 

“Aquellos que no quieran decir la verdad, o traten de evitar la justicia, ellos serán objeto de justicia normal y pagarán un término normal de prisión, el cual puede ser de 50 o 60 años. Si ingresan a la justicia transicional y no dicen la verdad, serán condenados a 20 años”, indicó.

A su vez, confirmó lo estipulado en el acuerdo, en el cual se estableció que “si dicen la verdad y colaboran en un 100 por ciento, obtendrán los máximos beneficios, que es un mínimo de cinco años y máximo ocho años”.

Sobre el tema de los militares que han incurrido en faltas contra la ley en desarrollo del conflicto, el Mandatario aseguró que “también serán beneficiados por la justicia transicional”, aunque advirtió que “no serán ubicados en las mismas instalaciones que los insurgentes”. 

“Esto es algo que yo prometí desde el comienzo y lo voy a cumplir. Ellos también serán beneficiados por el Sistema de Justicia Transicional”, concluyó el Presidente.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario