A la cárcel policía acusado del secuestro de una familia en Urabá

El condenado deberá responder por los delitos de secuestro extorsivo agravado, hurto calificado y agravado, y porte ilegal de armas.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

Jhon Carlos Acosta López, un Intendente de la Policía Nacional, fue sentenciado a 33 años de prisión luego de aceptar su participación en el secuestro de una familia en el municipio de Turbo, Urabá antioqueño.

Acosta López deberá pagar la condena por hechos ocurridos el 14 de septiembre de 2014 en el casco urbano de Turbo, en donde hombres encapuchados entraron a la casa del comerciante Robinson Chaverra Echavarría y luego de intimidarlo con armas de fuego, lo amarraron y amordazaron junto con su esposa y siete menores de edad. Además, los victimarios amenazaron con llevarse a una de las niñas si su padre no les entregaba la suma de 300 millones de pesos.

Luego de la investigación adelantada por un Fiscal Especializado, se pudo establecer que ante la imposibilidad de obtener el dinero exigido, los delincuentes hurtaron tres millones de pesos en efectivo, joyas, ropa y una camioneta de alta gama.

Acosta López fue detenido en el municipio de Necoclí luego de una prolongada persecución policial y luego de un enfrentamiento armado. Igualmente, en los mismos hechos, fue capturado el patrullero de la Policía Nacional, Héctor Emilio Bossio Gómez, quien ya fue condenado a 33 años de prisión por las mismas conductas delictivas.

El condenado deberá responder por los delitos de secuestro extorsivo agravado, hurto calificado y agravado y porte ilegal de armas de fuego de defensa personal.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario