Ex cabecilla de las Farc fue enviado a la cárcel por un doble homicidio en Sonsón

Caicedo Correa purga actualmente una condena de 40 años de prisión por el delito de secuestro.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Luis Norvei Caicedo Correa, alias “Manchas”, ex cabecilla del frente 47 de las Farc, fue cobijado con medida de aseguramiento en centro carcelario como presunto responsable de los homicidios de una profesora y un campesino quienes se opusieron a la instalación de minas antipersonas en una vereda de Sonsón, Antioquia.

Los hechos en los que murió la maestra, ocurrieron el 9 de agosto de 2005, cuando un grupo de guerrilleros llegó hasta la escuela rural de la vereda Guayaquil Rio Verde y se llevó a Belén Hincapié Patiño, de 53 años de edad, quien metros más adelante fue ultimada con un tiro de gracias.

Sobre este homicidio, los investigadores pudieron establecer que días antes la educadora sorprendió a un subversivo cuando instalaba explosivos cerca al centro educativo y le pidió que no los pusiera cerca a la zona de juego de los niños.

De otro lado, y luego de la muerte de la profesora Hincapié, el mismo grupo armado dio muerte a Ramón José Durán Loaiza, un campesino de la zona. El hombre fue baleado, al parecer, porque desenterró varias minas explosivas de su predio para evitar que sus vacas las pisaran.

Caicedo Correa, quien purga en Valledupar una condena de 40 años de prisión por el delito de secuestro, aceptó los cargos por línea de mando que le formuló la Fiscalía, en esta oportunidad, por los delitos de doble homicidio agravado en persona protegida y rebelión.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario