Minjusticia y Unicef trabajarán por el Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente

El Ministro de Justicia insistió en la necesidad de un sistema mejor planteado para lo cual es fundamenta este aporte de la Unicef.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

El ministro de Justicia, Yesid Reyes; y Roberto Bernardi, representante de la Unicef en Colombia, firmaron un acuerdo que tiene por fin el fortalecimiento del Sistema Nacional de Responsabilidad Penal para Adolescentes y que plantea como objetivo principal el diseño de un sistema específico de administración de justicia que preserve los derechos de niños, niñas y adolescentes.

“Al tema de la responsabilidad penal de menores se le miraba de manera marginal y creíamos que lo habíamos resuelto estableciendo una edad mínima de ingreso al sistema. Bajábamos la edad y entonces las mafias lograban conseguir hábilmente a menores por debajo de esa edad. Volvíamos a bajarla, pero eso no resolvía el problema, sino que lo ocultaba”, señaló el ministro Reyes.

Reyes, además, enfatizó en que se necesitan labores de prevención, que sin importar el desborde de los límites penales, no se debe dejar a un lado su importancia: “Es hora de plantear el problema en su real magnitud. Juntos podemos reforzar el Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente con el fin de hacerlo más integral y el Ministerio de Justicia lo coordinará”, dijo.

Añadió el Ministro, que en este aspecto es importante y necesaria la ayuda de la Unicef “para estructurar, poner en funcionamiento y mantener un sistema que cumpla con los estándares internacionales”. Igualmente, el jefe de la cartera de justicia insistió en que se debe debatir sobre un tema que es antiguo y complejo, y al que hay que “prestarle muchísima atención”. 

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario