Dos hombres fueron asegurados por falsificar cerca de medio millón de dólares

A los hombres les fueron incautados 489 mil 150 dólares en billetes de 50 y 100 dólares.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

El ciudadano ecuatoriano, Edisson Fernando Parra Morán, y el taxista colombiano, Luis de Jesús Veloza Sandoval, fueron enviados a la cárcel por un Juez de Garantías de Cúcuta como presuntos responsables de falsificación y tráfico de moneda extranjera.

Los procesados fueron capturados este domingo en la ciudad de Cúcuta, por servidores del Cuerpo Técnico de Investigación -CTI- de las seccionales Medellín y Norte de Santander, y no se allanaron a los cargos que les imputó la Fiscalía.

Labores de seguimiento e interceptaciones telefónicas permitieron establecer que Parra Morán y Veloza Sandoval hacen parte de una organización criminal dedicada a transportar dólares falsos hacia Venezuela.

La investigación de las autoridades, además, estableció que la fabricación de los dólares falsos se realizaba en Bogotá, Medellín y varias ciudades de Ecuador y Perú.

Por conductas delictivas similares fue cobijado con medida de aseguramiento intramuros, José Argemiro Urrego, alias “Miro”, de 60 años de edad, capturado por servidores del CTI Seccional Medellín, luego de varios allanamientos en el centro de la capital antioqueña en los que fueron incautados 269 millones 570 mil pesos falsos.

Alias “Miro”, relojero de oficio, fue aprehendido en flagrancia cuando con una aguja insertaba hilos de seguridad a varios billetes de 20 mil pesos.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario